Phil Jackson y el casi traspaso de Kobe por Grant Hill en 1999

Corría la temporada 1999-00. El indómito talento de 20 años llamado no había comenzado bien el año, su tercero en la NBA. Lesión en una mano y 15 partidos de ausencia. Tras sus primeros encuentros desde la barrera, estuvo listo para volver. Pero, ninguna sorpresa, una cláusula no era negociable para él: no iba a hacerlo desde el banquillo.

El joven Kobe, aun con 20 años, no iba a tolerar que otros empezaran el partido en su lugar. Su inconformidad por convertirse en otro anotador feroz para los , como lo era ya Shaquille O’Neal, le quitaba el sueño demasiadas veces al caer el día.

De hecho, el propio Bryant había pedido ser traspasado a Jerry West, cabeza directiva de la franquicia púrpura y oro esa misma temporada.

En ésas se encontraba . Intentando levantar un edificio que ganaría tres anillos de la NBA consecutivos, con un casi adolescente queriendo pasar por encima de todos y de todos. En unas declaraciones para TodaysFastBreak.com, el actual presidente de los Knicks admite que durante algún momento pensó en traspasar a Kobe a los Pistons por una estrella consumada ya, Grant Hill.

“Un par de semanas después ya estábamos ganando, con Shaq plenamente motivado. Pero Kobe estaba promediando solo 19 puntos por partido. Así que llamó a Jerry West queriendo saber cómo Jerry y Elgin Baylor promediaron 30 puntos. Kobe dijo también que quería ser traspasado (sombra de Shaq demasiado ancha). Por supuesto, Jerry me contó la conversación. Y, por unos minutos, pensé en proponer a los Pistons una oferta para traspasar a Kobe por Grant Hill”, admitió recientemente Phil Jackson.

Kobe Bryant y Phil Jackson

Kobe y Jackson

Kobe, desde su minuto cero en la liga, ya cavilaba cómo llegar a ser el mejor de la historia y, claro, con Shaquille O’Neal en el mismo equipo, ésas resultaban coordenadas inconcebibles en un ego como el del veinteañero Kobe.

Bryant y Jackson tuvieron sus épocas. De quererse mandar al infierno, traspasado a otro equipo, del propio jugador querer irse o de mil situaciones al borde de la erupción nuclear. Sin embargo, juntos consiguieron ganar cinco anillos de la NBA y montar una de las dinastías que la NBA jamás repetirá.

Primer anillo

“La cuestión era que Kobe ya se veía a sí mismo como uno de los mejores de la historia de la NBA. Pensé que, con tiempo, podría conseguirlo… De cualquier modo, él no iba a ser traspasado. Así que hablamos de ser paciente, y dejar que el juego le llegara”.

Aquel joven Kobe terminó la temporada con 22,5 puntos, 6,3 rebotes y 4,9 asistencias en una temporada de estallido para él. Primer anillo en los dedos además.

La otra cara del movimiento que no cambió la historia, Grant Hill, con siete años más que Kobe, llegó a 25,8 puntos, 6,6 rebotes y 5,2 asistencias. Era la estrella de los Pistons. Pero los Lakers apostaron por el talento indomable de 20 años. El resto de la película da como para 20 Oscars.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Más y mejores comentarios en español en NBA 2K17

¿Son los Knicks candidatos al anillo?

Siguiente