Philadelphia iguala la serie con 40 puntos de Joel Embiid


Philadelphia ha hecho los deberes. El mejor equipo de la Conferencia Este en temporada regular necesitaba poner el 1-1 en la eliminatoria ante Atlanta por encima de todas las cosas, y lo logró. No fue sencillo pese a que Joel Embiid se fue a los 40 puntos. Durante el partido gozó de varias ventajas de dobles dígitos, pero los Hawks siempre reaccionaban. Al final, un invitado inesperado como Shake Milton, fue quien les dio el impulso definitivo para vencer 118-102 y poner el 1-1.

Se esperaba un comienzo fuerte de los Sixers tras caer en el Game 1, y así fue. Mediado el primer cuarto ya estaban 18 puntos arriba, y por entonces parecía que este segundo encuentro podía ser parecido al anterior pero con cambio de roles; es decir, con los locales dominando de principio a fin. La cuestión es que los chicos de Nate McMillan se ven preparados para todo. Aunque Trae Young no tuvo su mejor noche con 21 puntos y 11 asistencias con un 1 de 7 en triples, los de Georgia demostraron una vez que son mucho más que una estrella; tanto es así que forzaron a su rival a encontrar nuevos caminos para derrotarles.

Mientras el banquillo de Atlanta brillaba, Danilo Gallinari acabaría con 21 puntos y Kevin Huerter con 20, en los Sixers había una sequía absoluta, algo que se mide por los cero puntos que llevaban al descanso… Ante tal cruda realidad, Doc Rivers decidió dar esos galones a Shake Milton en el segundo tiempo y el guard le correspondió de la mejor manera posible. Suyos fueron 14 puntos con un 4 de 5 en triples para hacer que los aficionados de los 76ers pasasen en minutos del susto a la celebración. Su primera canasta sirvió para que los suyos recuperasen el liderazgo del partido (82-80). Cuando logró la última ya vencían cómodamente (107-88).

“Por alguna razón, sentí que lo íbamos a necesitar”, comenta Embiid. Tobias Harris, autor de 22 puntos, cree que Milton encarnó la esencia de los playoffs. “Realmente muestra de qué se tratan los playoffs. Nunca se sabe quién va a poder dar un paso al frente”, opina.

Milton sorprendió al entrar en ebullición, pero quien vive en ella es Joel Embiid. Jugar con una lesión en la rodilla derecha no le está frenando y anoche se marchó hasta los 40 puntos y 13 rebotes, convirtiéndose así en el primer jugador de los Sixers con un 40-10 en playoffs desde Billy Cunningham, quien lo hizo en 1970. Sí, han tenido que pasar cinco décadas para que se repitiese algo así.

Para McMillan, cuestión de regularidad

Atlanta no jugó un mal partido, pero a ratos parecía desaparecer. Tan rápido lograba un fantástico parcial favorable como se hundía minutos después. Para Nate McMillan fue esa inconsistencia la que terminó por echar abajo cualquier posibilidad de victoria. “Siempre que nos acercábamos en el marcador, simplemente perdíamos seguidamente el balón o cedíamos una canasta. Realmente no hicimos un buen trabajo controlando o estableciendo nuestra defensa durante toda la noche”, asegura.

Pese a la derrota, la realidad es que los Hawks regresan a casa con 1-1; es decir, tendrán la oportunidad ante su público de colocarse 3-1 y dejar la eliminatoria más que encarrilada. No será fácil, pero esa es justo la lectura que hace Trae Young. “Creo que fue bueno que viniéramos aquí y consiguiéramos un partido. Obviamente son un muy buen equipo en su cancha. Conseguir al menos un partido era algo que queríamos hacer”, sentencia.

(Fotografía de Tim Nwachukwu/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.