Phoenix aplasta a los Rockets con un gran Kelly Oubre Jr.


Los Phoenix Suns sumaron un nuevo triunfo al arrollar a Houston por un más que contundente 127-91. El experimento de estos super small-ball Rockets no funcionó en la visita a Arizona, en la que no pudieron contar con Russell Westbrook y en la que perdieron pronto a Eric Gordon, que solo disputó 8 minutos por molestias, lo que les lastró de forma notable y les impidió sumar su quinta victoria consecutiva. Los locales, por contra, rompieron una racha de cuatro derrotas seguidas y vencieron a los texanos por primera vez desde 2016.

El mejor de los de Monty Williams fue Kelly Oubre Jr., quien solo unas horas después de ver su nombre involucrado en diversos rumores jugó el mejor partido de su carrera y anotó 39 puntos. El alero, que capturó además 9 rebotes, encestó 14 de sus 19 lanzamientos, incluido un 7/9 en triples, lo que supone una actuación increíblemente eficaz a la que, sin embargo, no quiso dar demasiada importancia: “Simplemente he seguido nuestro sistema y he sido agresivo en ataque. Estoy muy satisfecho, pero hay que pensar en el partido de mañana”.

El ex de los Wizards estuvo secundado por Devin Booker, que se fue hasta los 33 tantos de forma también bastante eficiente (10/18 en tiro). Tanto él como sus compañeros aprovecharon la ausencia de una figura intimidante en la zona de Houston para atacar el aro con frecuencia, lo que les hizo sumar un total de 50 puntos en la pintura, algo con lo que se supone que los texanos cuentan dado su sistema pero que no pudieron contrarrestar de ninguna otra forma.

El solitario Harden

Esto se debió al mal día de los Rockets en el tiro de tres, aspecto en el que firmaron un paupérrimo 22,9% que les impidió compensar sus problemas defensivos. James Harden y Austin Rivers, con un 5/10 y un 3/6 respectivamente, fueron los únicos que destacaron en dicha faceta, pero sus compañeros acumularon un error tras otro desde la larga distancia mientras la brecha en el marcador se hacía más y más grande.

La distancia llegó a ser tal que Harden estuvo sentado durante todo el último cuarto, lo cual no le impidió firmar unos números más que destacables. El escolta logró anotar 32 puntos y repartir 5 asistencias en los 30 minutos que jugó, pero entre las ausencias y el desacierto general no le quedó más que hacer borrón y cuenta nueva de cara al próximo choque.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.