Phoenix no frena y se acerca a los equipos angelinos


Phoenix Suns está acumulando victoria tras victoria. Los chicos de Monty Williams han vencido en sus tres últimos encuentros y solo Brooklyn Nets ha logrado batirles en los últimos diez. Anoche, ante el que se presupone un rival directo como Portland Trail Blazers, vencieron cómodamente por 132-100.

Devin Booker se fue hasta los 34 puntos en 29 minutos de juego y DeAndre Ayton se marchó hasta los 19 en 26 minutos. Tan plácido fue el triunfo de los de Arizona que hubo tiempo en pista para todos los chicos del banquillo y nadie llegó a la media hora de juego. Los Suns no solo ganan, sino que a veces pasan por encima del rival.

Concluido el trabajo, el cual se centró en un tercer cuarto en el que apabullaron a los Blazers con un parcial de 37-17, tanto el head coach del equipo como los compañeros dejaron claro que Booker debe ser All-Star. “No hay duda al respecto. Nadie puede debatir que Book es un All-Star. Fin de la historia”. Mikal Bridges, autor de 10 puntos, se expresa así. Ya ves lo que hace dentro y fuera de la cancha: nos lleva a ganar. Se lo merece, eso es todo lo que tengo que decir”.

Booker está siendo la pieza principal de un proyecto que ha arrancado esta temporada con una fuerza casi inesperada. Con nueve victorias en los 10 últimos compromisos los Suns son cuartos de la Conferencia Oeste con un récord de 20-10; es decir, están a tan solo un partido tanto de Los Angeles Lakers como de Los Angeles Clippers (22-10). ¿Podrán incluso superarles?

Portland acusa las bajas

Pese a no contar desde hace semanas con C.J. McCollum, Jusuf Nurkic y Zach Collins, los Blazers se han asentado en puestos de playoffs gracias al fenomenal despliegue ofensivo de Damian Lillard. El base ha tenido actuaciones prodigiosas, pero no siempre puede ser así. Contra los Suns fueron 24 puntos y un flojo 1 de 7 en triples. Si él no está a un nivel estelar, las opciones del equipo bajan exponencialmente. Pese al duro varapalo, Terry Stotts confía en la reacción de los suyos.

“Nos sacaron de la pista en el tercer cuarto. Pero siempre nos recuperamos. Ese ha sido nuestro rasgo distintivo. Vas a tener algunas derrotas graves, pero lo que realmente importa es cómo respondes a ellas”, expresa.

Más allá de la labor anotadora de Lillard destacó el trabajo realizado por Nassir Little desde el banquillo. El jugador de segundo año logró 18 puntos y 5 rebotes en 16 minutos con un 3 de 6 en triples. Portland puede tener aquí una pieza más que interesante de cara a los próximos años.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.