Phoenix puede con Antetokounmpo y coloca el 2-0 en las Finales


Los Suns ya han recorrido la mitad del camino para lograr el primer anillo de su historia, y eso que Giannis Antetokounmpo no les ha dado facilidad alguna. El griego lo dejó todo en el segundo partido de las Finales –incluido el mejor cuarto anotador de los últimos 25 años en playoffs–. No fue suficiente para los Bucks. Mientras The Greek Freak luchaba en soledad, Phoenix contaba con la aportación de todos, algo que terminó decantando la balanza a favor de los locales hasta el 118-108 final.

Se esperaba una reacción de Milwaukee, y así fue. Tras un primer partido en el que Phoenix acabó venciendo con cierta solvencia, los chicos de Mike Budenholzer salieron al segundo con ganas de imponer su ley. Lo hicieron, aunque solo al principio. Apoyados en una energía que superaba a la de su rival, mediado el primer cuarto llegaron a ponerse nueve puntos arriba. Fueron los mejores minutos de los Bucks, que por momentos dieron la sensación de que podrían dominar el Game 2. Los Suns tenían otro plan.

Demostrando una madurez que todos sabemos de dónde parte –Chris Paul–, Phoenix fue recortando distancias poco a poco para terminar de dar la vuelta al marcador con un segundo cuarto en el que se impusieron 30-16. Los de Arizona no solo cerraron su aro, sino que mantuvieron un martilleo constante sobre el de su rival a base de triples; no en vano completarían la noche con un fantástico 20 de 40 desde más allá de la línea de tres puntos.

Mientras los de Monty Williams mostraban un juego coral, en Milwaukee se vieron las costuras a la hora de encontrar segundas vías de anotación. Khris Middleton sigue muy lejos del jugador que maravilló al final de la serie contra Atlanta, y es que anoche se quedó en 11 puntos con un 5 de 16 en tiros de campo. Tampoco fue Jrue Holiday la solución; el base sumó 17 puntos con un 7 de 21.

Ante el desacierto de sus compañeros, Antetokounmpo se echó el peso del equipo sobre su espalda a la vuelta de vestuarios. Milwaukee estaba 11 puntos abajo y era la hora de dar la vuelta a la historia. En 12 minutos geniales el griego logró hasta 20 puntos (triple incluido). Phoenix no encontraba cómo pararlo, pero respiraba aliviado al ver que era prácticamente su única preocupación. Si Giannis parecía jugar solo, por parte de Phoenix anotaron hasta siete jugadores. El enorme despliegue de la estrella de los de Wisconsin sirvió para recortar únicamente un punto…

Y así se llegó a la resolución. Quedaban 12 minutos y Phoenix parecía seguro de todo lo que hacía sobre el parqué. Devin Booker, quien acabaría con 31 puntos, frenó la reacción de los Bucks (93-88 a 8:45 minutos) a base de triples para poner el 101-88. Parecía un golpe definitivo, pero Milwaukee tuvo energía para hacer un último intento y ponerse seis abajo a falta de cinco minutos. Nuevamente, tirando de calma y saber estar, los Suns volvieron a poner tierra de por medio, esta vez bajo la anotación de un Chris Paul que finalizaría el choque con 23 puntos y 8 asistencias. Fue demasiado para los Bucks. Los 42 puntos y 12 rebotes de Antetokounmpo se quedaron sin recompensa.

Phoenix, situación inaudita

La organización de Arizona estuvo en las Finales de 1976 y 1993, pero en ninguno de los casos se vio con una renta como la actual (2-0); es más, tanto contra Boston Celtics como ante Chicago Bulls comenzó justo al revés; es decir, cayendo en los dos primeros encuentros de la eliminatoria por el título. En la primera de esas ocasiones no tenía factor cancha a su favor, pero sí que contaba con ello cuando se encontraron a Michael Jordan. También es un escenario nuevo para los Bucks, quienes en sus primeras Finales barrieron 4-0 a Baltimore Bullets (1971) y en las segundas comenzaron 1-1 para terminar cayendo 4-3 ante Boston (1974).

Para el optimismo de los de Wisconsin no hay que olvidar que ya se encontraron 2-0 abajo en las semifinales de la Conferencia Este que les enfrentaron a Brooklyn Nets. En aquella ocasión fueron capaces de darle la vuelta e imponerse 4-3; eso sí, con Kyrie Irving fuera y James Harden jugando lesionado.

Antetokounmpo, haciendo historia

No ganó, que es lo más importante, pero Giannis Antetokounmpo se reivindicó como MVP en el Game 2 ante los Suns. 20 de sus 42 puntos llegaron en el tercer cuarto, cantidad que supone la mayor conseguida por un jugador en playoffs en los últimos 25 años. Por detrás quedan los 19 que lograron tanto Kobe Bryant como LeBron James en 2010 y 2014 respectivamente. Además, con 12 rebotes el griego logró su partido número 13 de esta postemporada con al menos 20 puntos y 10 rebotes. Está a dos de igualar el récord de la franquicia, el cual estableció Kareem Abdul-Jabbar en 1974 con 15.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.