Phoenix Suns despide a su GM: Ryan McDonough


Giro brusco en la dirección deportiva de Phoenix Suns. Según ha adelantado Shams Charania de The Athletic minutos antes de hacerse oficial, la franquicia de Arizona ha despedido al que hasta ahora era su general manager, Ryan McDonough.

McDonough, quien ha estado al frente de la oficina de los Suns desde 2013, será relevado en sus funciones por el actual vicepresidente de operaciones de baloncesto, James Jones, y el ayudante de general manager, Trevor Bukstein; quienes desempeñarán su rol a la espera de que la organización decida o no contratar a otro ejecutivo. En cuanto al reparto exacto de las tareas, la franquicia anuncia que Jones gestionará las operaciones de baloncesto, incluyendo la supervisión de entrenadores, jugadores y personal, mientras que Bukstein será el contacto principal en las transacciones de jugadores.

“Tras mucho pensar y evaluar nuestras operaciones de baloncesto, he decidido relevar a McDonough como general manager de Phoenix Suns. Nuestro enfoque a corto plazo es prepararnos para la próxima temporadas y seguir fortaleciendo la plantilla. A lo largo de la temporada exploraremos nuestras opciones, tanto internas como externas, para reestructurar el liderazgo de nuestra oficina. En nombre de toda la organización quiere agradecer a Ryan sus esfuerzos y contribuciones durante más de cinco años con los Suns, y le deseamos lo mejor de ahora en adelante”, señala Robert Sarver, propietario del equipo.

Extensión y adiós

El movimiento, más allá de los resultados deportivos y de las operaciones realizadas por el camino, sorprende por ocurrir un año después de que los Suns decidieran firmarle una extensión multianual. Con ese acuerdo se pretendía mantener la base de trabajo e ir creciendo hasta volver a la élite de la liga; tanto es así que McDonough se expresaba con estas palabras: “Me gustaría agradecer a la propiedad la extensión del acuerdo. Hemos establecido el principio de lo que esperamos se convierta en el próximo equipo de los Suns con calibre de campeonato”. Aún pueden alcanzar ese estatus, pero será con un nuevo capitán al timón.

De más a menos

A McDonough le ha tocado trabajar en los Suns en uno de los peores periodos de sus historia. Llegando en 2013, su primer curso como líder ejecutivo fue un éxito que se traduzco en un balance de 48-34; es decir, 23 triunfos más que la campaña anterior. Aún así, no consiguió cortar una racha de tres años sin playoffs que actualmente alcanza los ocho. Para hacernos una idea de hasta que punto es profundo el bache, basta con ver que desde que apareciese la franquicia en 1968 el mayor tiempo que estuvo sin postemporada fueron cinco años, de 1970 a 1975. Ya sea con más o menos peso en esta caída sin fondo, la realidad es que Phoenix ha preferido cambiar el rumbo en busca de mejores resultados.

Nash, opción inviable

Aunque por el momento no se maneja el nombre de ningún candidato, Adrian Wojnarowski de ESPN apunta a que Steve Nash, leyenda de la franquicia de Arizona, es uno de los favoritos de Robert Sarver; sin embargo, el base dos veces MVP sigue sin tener interés en aceptar un trabajo que le exija un esfuerzo diario como pieza principal de una oficina. Por el momento no piensa cambiar el trabajo que tiene en Golden State Warriors como consejero.

Más caza de brujas

Como pudo ampliar el periodista Michael Scotto (The Athletic) horas después de que se conociera el despido de McDonough, la caza de brujas en Phoenix no se detuvo con la cabeza más expuesta en la directiva; también cayeron las de Pat Connelly, asistente del GM, y la de Courtney Witte, director de ojeadores de la franquicia de Arizona.

Bajo la conducción de este equipo recién cesado, los Suns se hicieron en el Draft con jugadores como Alex Len, T.J. Warren Devin Booker (hoy estrella emergente del equipo), Dragan Bender, Marquese Chriss, Josh Jackson o el reciente número 1 del Draft 2018, DeAndre Ayton.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.