Polémico final de partido de Lance Stephenson ante los Raptors

Todo había ido más o menos bien. había vuelto a jugar en el Bankers Life Fieldhouse con la camiseta de Indiana casi tres años después anotando 10 puntos en 25 minutos y los tenían el partido en el bolsillo. Pero fue entonces cuando sucedió la jugada más llamativa del encuentro.

Con segundos por jugarse en el marcador, Stephenson recibió un balón en media cancha y al ver que no tenía oposición se dirigió hacía la canasta contraria para anotar una bandeja a falta de 3 segundos que dejaba su estadística en 12 puntos y el resultado final del encuentro en 108-90. Sin embargo la canasta sentó muy mal a los jugadores de los y se formó una tangana que pudo acabar bastante mal si algún miembro de los Pacers hubiese decidido responder a las demandas de los canadienses. A pesar de que la cosa no pasó de gritos y reclamos, los árbitros repartieron técnicas para , y Stephenson.

“Es irrespetuoso con este juego”, dijo DeMar DeRozan. “Se trata de ser profesional, saber que tienes el partido ganado y que se ha terminado. Que corra el tiempo. Ser un profesional. No me importa quien seas, como te sientas o lo que esté pasando. Es el modo correcto de jugar. Es una regla no escrita. Antes de que llegase a la NBA, antes de que todos llegásemos. Es una regla, un respeto por el juego”.

“Sin clase, totalmente sin clase. No hay espacio en la Liga para esto”, comentó P.J. Tucker en declaraciones que recoge Vigilant Sports. “A nadie le interesa su reputación. No me importa lo más mínimo. No sé ni quien es. Seguramente esté feliz simplemente por estar de vuelta en la Liga”, añadió. “Es de una categoría mediocre”, dijo . “Ya sabemos quien es y lo que defiende. Creo que nuestros jugadores reaccionaron como es debido”.

Disculpas en el vestuario de Indiana

Por el lado de los Pacers quiso cargar con parte de las culpas. “Es mi culpa pasarle el balón”, dijo George. “Sabía que iba a hacer una bandeja. Es una regla cardinal, hay que aguantar el balón”.

Ante la monumental bronca que se formó y la polémica generada, Stephenson no salió del pabellón sin pedir disculpas por su acción. En los vestuarios el nuevo jugador de los Pacers explicó que “se sintió atrapado por el momento” al ver como le animaban sus aficionados. “Solo quiero pedirles perdón, no había intención dañina. El público me estaba animando y solo quería hacerlo por los aficionados. Pido disculpas y que no haya malos sentimientos por esto”.


Vídeos recomendados


No te pierdas todas las noticias del All Star 2018Ver más