Polémico final: tapón ilegal de Gobert a Lillard que los árbitros no pitan

Recta final del partido entre los y los . La bola para , quien decide penetrar a canasta para lograr la bandeja. Si lo consigue, empata a 116 el partido y les da a los suyos la opción de seguir disputándolo. Ahí aparece para taponar la bandeja, pero tanto en el directo como en la repetición se ve con nitidez que el tapón es ilegal y que la canasta debió subir al marcador de los Blazers.

El evidente goaltending no fue pitado por ninguno de los tres árbitros, por lo que Lillard y sus compañeros vieron cómo se acababa cualquier opción de, al menos, haber mandado el partido a la prórroga para haberlo seguido luchando.

El enfado de Lillard

Tras acabar el partido, el base de los Blazers ten un considerable mosqueo por lo que había sucedido. Sus palabras son bien claras y directas: “Nos han costado un p*** partido. Conseguimos tener la última jugada del partido y no nos pitan eso. Y luego encima van y nos dicen que no era una situación sencilla de pitar, cuando era un goaltending más que evidente. Esto nos ha costado el partido. Tres árbitros delante y ninguno lo pita. Después no quiero ver el informe en el que digan que efectivamente deberían haberlo pitado. Nos ha costado el partido. Estamos en la carrera por los playoffs y nos han hecho perder”.

La explicación de los árbitros

Tal fue el revuelo que minutos después del encuentro ya existía una versión arbitral de lo sucedido. Y es esta, por parte de Josh Tiven, uno de los árbitros presentes en pista: “La acción no ha sido revisada porque no hubo una señalización de tapón ilegal en la pista. El goaltending solo es revisable si nosotros lo señalamos. La señalización necesita ser señalada para ser revisable. Hemos podido ver la jugada tras acabar el partido y desafortunadamente comprobamos que no hemos acertado no señalando la acción, la cual debería haberse marcado como goaltending“.

Los 42 puntos de Lillard

Más allá de la polémica, que evidentemente enturbió todo lo referente al partido, Damian Lillard volvió a ofrecer una actuación personal de escándalo. El base acabó con 42 puntos en su haber, en otra demostración de todas las habilidades que rodean a una de las grandes estrellas de la liga. Lillard estuvo acompañado por C.J. McCollum y sus 27 puntos, así como por los 16 tantos de Gary Grent.

Por los Jazz, Bojan Bogdanovic acumuló 27 puntos, mientras que Mike Conley sumó otros 18. Donovan Mitchell y Gobert aportaron 16 tantos por barba. “Estoy muy contento con mis jugadores. Han hecho todo lo posible y todo lo que necesitábamos para ofrecer un grandísimo rendimiento en la tarea defensiva”, esgrimió Quin Snyder, entrenador de Utah.

(Fotografía de portada de Steve Dykes/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Bradley Beal tumba a los Mavericks sobre la bocina

LeBron reedita un legendario mate de Kobe Bryant a modo de homenaje

Siguiente