Porzingis veía venir la caída de los Knicks

Era 11 de diciembre. New York ganaba a Los Angeles Lakers en el Staples y se ponía con un récord de 14-10. En la Gran Manzana el optimismo reinaba bajo las órdenes de Jeff Hornacek y se vaticinaba, por fin, un año en el que disputar los playoffs pasaría de deseo a realidad. Pues bien. Uno de los que hacía posible soñar desde la pista, , asegura ahora que ya en aquel momento pensaba que esa situación no pasaría de ser un espejismo.

“Pienso que era bastante fácil decir desde dentro que no éramos tan buenos como equipo. Podíamos ganar partidos basados en nuestro talento, pero eso no iba a durar mucho. Es justo lo que pasó”, expresa a Newsday.

Cuestionado por los motivos de tal afirmación, el jugador letón aclara que el hecho de que llegasen muchas piezas nuevas les exigía un rodaje juntos que no tenían.

“Era cuestión de más trabajo, de poner atención a los detalles y seguir creciendo como equipo. Obviamente un buen equipo necesita tiempo para formarse jugando juntos. Este fue el primer año para muchos de nosotros. No es posible realizar algunos cambios, salir ahí y convertirte en un contendiente”.

Lejos del objetivo

Porzingis señala que no eran tan buenos como parecía, pero con ello no quiere decir que estén contentos con lo conseguido hasta la fecha. “Se puede entender que no íbamos a ganar el campeonato, pero puedo decir igualmente que no estamos en el sitio que queríamos estar”, finaliza.