Prestigiosa victoria de los Warriors ante Utah


Tras enlazar cuatro derrotas consecutivas y caer peligrosamente en la clasificación, Golden State ha vuelto a reencontrarse con la victoria. Los de Steve Kerr sumaron un triunfo de prestigio al derrotar por 131-119 a los Utah Jazz, líderes de la NBA, a quienes dominaron prácticamente de principio a fin para dar por concluida la mala racha y alcanzar los 20 partidos ganados en lo que va de curso. Los de Salt Lake City, por contra, sufrieron su décima derrota de la temporada, convirtiéndose en el último equipo en llegar a dicha cifra.

Stephen Curry, que estaba de cumpleaños, fue el gran artífice del triunfo gracias a sus 32 puntos, 9 asistencias y 5 rebotes. El base, que convirtió 6 de sus 9 lanzamientos desde el triple, volvió a jugar a un fantástico nivel, y si bien tuvo algunos altibajos a lo largo del partido logró emerger en los compases finales para sentenciar el triunfo con varias acciones decisivas. Andrew Wiggins, con 28 tantos, fue su mejor aliado en la faceta anotadora, pues sumó también varias canastas importantes y lanzó con una efectividad del 75%.

Por su parte, Draymond Green volvió a ejercer de hombre multiusos y firmó el 26º triple-doble de su carrera. El ala-pívot terminó el encuentro con 11 puntos, 12 asistencias y 12 robos, y añadió además 4 robos para confirmarse como una pieza fundamental a la hora de mantener el funcionamiento de los suyos en los dos lados de la cancha. Además, los californianos contaron con una importante aportación de sus hombres de banquillo, ya que tanto Jordan Poole como James Wiseman destacaron con 18 y 16 tantos respectivamente.

“No importa de dónde vengamos. Esto puede marcar realmente un punto de inflexión” aseguró el propio Green tras el partido, evidenciando el optimismo tras la victoria.

En los Jazz, por contra, hubo un extraño desequilibro entre el nivel de sus jugadores que les impidió ser tan consistentes como de costumbre. Mientras que cuatro de los integrantes de la plantilla superaron los 20 puntos, el resto firmó una actuación mucho más pobre, lo que hizo estéril el brillo de las estrellas de Utah, entre las que destacó especialmente Rudy Gobert.

El pívot francés terminó como máximo anotador con 24 tantos, los mismos que Donovan Mitchell, pero logró además la monstruoso cifra de 28 rebotes, el récord de su carrera, para firmar un salvaje doble-doble. Este dato, que no se veía en la NBA desde marzo de 2018, refleja el dominio que ejerció el galo en el juego interior, ya que sumó todas sus canastas en la pintura y colocó además 4 tapones, liderando a los suyos en los dos lados de la cancha.

Al margen de los mencionados Gobert y Mitchell, los hombres de los Jazz más destacados en anotación fueron Mike Conley con 23 puntos y Jordan Clarkson con 21. Por su parte, Joe Ingles destacó más en la distribución, liderando a los suyos en asistencias con 7.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.