Previa NBA 2014-15: New Orleans Pelicans

Ante el inminente comienzo de un nuevo curso en la NBA, hacemos un repaso a los 30 equipos de la competición de cara a la temporada 2014-15. Es el turno de los .

El equipo

Entrenador: 

Plantilla:

Salarios: 69.105.883$, 19º equipo con mayor carga salarial en la NBA.

RELACIONADO: Tabla salarios temporada 2014-15.

Agentes libres 2015

  • Con restricciones: Jeff Withey.

  • Sin restricciones: Alex Ajinca, Omer Asik, Luke Babbit, Jimmer Fredette y John Salmons.

Leyenda: (E) opción equipo; (J) opción jugador, (F) posibilidad finalización anticipada, (C) oferta cualificada.

Análisis:

Hasta donde Antony Davis quiera

Durante el pasado curso, así como en el Mundial 2014, se refrendó una hipótesis que la NBA ya barruntaba desde el Draft 2012: Anthony Davis tendrá su propia constelación en la liga estadounidense, y, algún día, cualquier MVP que no lleve grabado el apellido James o Durant bien podría lucir sus iniciales. La sorpresa no ha llegado por la mera conversión de Davis en estrella, sino por la celeridad con la que ha ocupado el estatus de jugador franquicia. Solo en dos temporadas.

En su tercer año en la NBA, los New Orleans Pelicans bailarán al ritmo creciente que marque el ala-pívot campeón del mundo. Ya la pasada campaña su contribución se disparó hasta los 20,8 puntos, 10,0 rebotes y 2,8 tapones por noche. Viniendo de unos 13,5 tantos y 8,2 capturas en su año rookie, cabe esperar que en su tercer asalto profesional el brinco llegue a otorgarle la etiqueta de dominador de tantas canchas como pise.

Así, los Pelicans volverán a ser un equipo joven e inexperto en luchas definitivas —nunca han disputado unos Playoffs–, pero con techo todavía por determinar. Detrás de Davis, la columna vertebral restante estará definida por Jrue Holiday, Eric Gordon, Ryan Anderson y el nuevo, Omer Asik. Después, Tyreke Evans o Austin Rivers están llamados a garantizar la contribución secundaria del equipo.

Davis será la estrella. No obstante, la ayuda que tenga del resto de piezas importantes será el diferencial entre aprobado o suspenso. Por ejemplo, Gordon, Holiday y Asik se antojan cruciales para un salto cualitativo en el estado de Luisiana. Si el base logra emular, o mejorar, el rendimiento de su última campaña en Philadelphia –17,9 puntos y 8 asistencias–, si Gordon ahuyenta sus problemas físicos y lidera la anotación exterior del equipo, y si Asik exprime su potencial defensivo, los Pelicans acumularán serias opciones de evolución.

El cometido del pívot turco, por su parte, tendrá más simpleza que en temporadas pasadas. Con Davis de ‘4’ y la correspondiente superproducción ofensiva del joven ala-pívot, las labores inherentes a Asik tendrán que ver con asegurar el rebote defensivo, incrementar el saldo en la captura ofensiva y defender con dureza.

Además, el tercero en discordia en la pintura ‘pelican’ es Ryan Anderson. La lógica apunta a que partirá desde el banquillo para enriquecer la suplencia con activos suficientes. Asimismo, no sería descartable que pueda ajustarse, en alguna ocasión, a la posición de ‘3’, pero por físico y velocidad tendría muchos problemas juntándose con los grandes aleros de la liga.

El puesto de ‘tres’ titular alude a Tyreke Evans, o el misterioso caso del jugador que desde su curso rookie empeoró, año tras año, su registro de puntos por partido: 20,1 – 17,8 – 16,5 – 15,2 – 14,5. No es el de Sacramento, no obstante, simplemente comprendiendo cuál será su rol en el Smoothie King Center puede ser un complemento muy válido. Por último, New Orleans presenta un cartel de suplentes —Salmons, Fredette, Rivers, o Ajinca— con disposición de aportar minutos de calidad. En suma, los Pelicans poseen armas suficientes para plantear problemas a los grandes equipos del Oeste.

¿Pueden alcanzar los Playoffs?

Por potencial, aunque la vía para las eliminatorias por el título sea el Oeste, los Pelicans pueden optar a colocarse entre los 16 mejores equipos de la NBA. De no hacerlo, no sería ningún fracaso, ni mucho menos. Cabe mecionar que Anthony Davis cuenta 21 años y el margen de este joven equipo está aún por escribir. Así, New Orleans tiene poco que perder y mucho que ganar esta temporada, sin embargo, un registro semejante al del año pasado (34-48) sí sería para evocar preocupación. El sentido apunta a que pueden ser equipo de Playoffs y, también, una de las revelaciones de la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Michael Beasley deja el ‘training camp’ de los Grizzlies y pone rumbo a China

Klay Thompson vuelve a brillar en la victoria ante Los Angeles Lakers

Siguiente