Primer triunfo de los Bucks en el Fiserv Forum con un gran Antetokounmpo

Los Milwaukee sumaron su primer triunfo oficial en el Fiserv Forum al derrotar a los Indiana por 118-101. Los de Wisconsin, que ya ganaron en su debut en Charlotte, lograron así su segunda victoria de la temporada a costa del conjunto de Indianápolis, que sumó su primera derrota del curso. De esta forma, dieron un primer mazazo al que parece uno de sus rivales directos por uno de los cuatro primeros puestos del Este.

Como de costumbre, se encargó de liderar a los de Budenholzer, y firmó un nuevo doble-doble con 26 puntos y 15 rebotes, a los que adicionó 5 asistencias y 2 robos de balón. El griego estuvo bien secundado por Khris Middleton, que alcanzó los 23 tantos con un 5/9 en triples.

En los Pacers, fue el mejor con 25 puntos, pero echó de menos el apoyo de otros hombres importantes de la plantilla. Sabonis, con 12 puntos y 13 rebotes, o McDermott, con un 4/6 desde el perímetro, apoyaron al escolta, pero jugadores como Tyreke Evans o Myles Turner, llamados a ser claves, no estuvieron a la altura de lo esperado. Más grave incluso fue el caso de Bojan Bogdanovic, que no logró convertir ni un solo lanzamiento de campo.

Unos Bucks modernizados

Si algo ha demostrado Milwaukee en este inicio de temporada es que la llegada de Mike Budenholzer al banquillo les ha servido para modernizar su baloncesto. Los de Wisconsin se han sumado a la tendencia de lanzar cada vez más triples y reducir al mínimo los tiros de media distancia, lo que, en vista de los resultados, parece estar funcionando. Si bien anoche no alcanzaron el excelso nivel de acierto del que hicieron gala en la primera parte ante los Hornets, volvieron a demostrar que no tienen nada que ver con el equipo que eran el año pasado.

Hasta en 46 ocasiones los Bucks lanzaron a canasta desde fuera de la línea de tres puntos. La llegada de jugadores como Brook Lopez, Ersan Ilyasova o Pat Connaughton apuntaba a esta tendencia, pero costaba imaginar que el cambio sería tan drástico. Si el pasado curso Milwaukee lanzaba una media de 24,7 triples por partido, en los dos encuentros de este curso están promediando 40, cifra que les sitúa prácticamente a la altura de equipos como los Houston Rockets en esta faceta.

Este sistema beneficia claramente a Giannis Antetokounmpo, que, al verse rodeado de tiradores, encuentra más espacios para ir hacia el aro. Aunque el jugador heleno aún tiene ciertos problemas en la lectura de situaciones cuando se encuentra en plena penetración, sus opciones se multiplican al tener a varios compañeros preparados para lanzar desde el perímetro. Desde que pula esta faceta de su juego, es posible que tengamos que acostumbrarnos a verle hacer un triple-doble tras otro.