Quinta derrota consecutiva de los Knicks

Ingram, a ritmo de All-Star: 28 puntos, 6 rebotes, 9 asistencias y 5 triples

sigue haciendo méritos para ganarse un hueco en el próximo All-Star de 2020. El jugador formado en Duke destacó con 28 puntos, 6 rebotes, 9 asistencias y un 5/9 en triples para comandar la victoria de los New Orleans en el Madison Square Garden por 123-111.

“Fue una buena victoria de todo el equipo. Tuvimos a muchachos que salieron y contribuyeron, y cuando necesitábamos cerrar el partido, Brandon (Ingram) realizó un magnífico trabajo”, destacó Alving Gentry a ESPN.

Los Pelicans, en racha, anotaron 18 triples, repartieron hasta 35 asistencias y cerraron la velada con un 55,8% en tiros de campo. Asimismo, tuvieron hasta seis jugadores en dobles dígitos de anotación. El novato 18 puntos y 10 rebotes; , 15 puntos y 11 asistencias; Josh Hart, 13 tantos y 10 rebotes; J.J. Redick, 12 tantos y E’Twaun Moore cerró con 11.

En los , que contaron nuevamente con las ausencias de Julius Randle y Marcus Morris, tuvo al veterano como su mejor hombre con 19 puntos y 8 rebotes, su mejor registro anotador del curso con 15 de ellos solo en la primera mitad. Por su parte, , que coincidía con su ex compañero Zion Williamson, aportó 16 tantos y 9 rebotes; y Reggie Bullock y Elfrid Payton sumaron 15 tantos cada uno.

Con Mike Miller al frente del banquillo los Knicks atesoran un récord de 6-11 y, después de una racha de 3 victorias seguidas, han caído en 5 jornadas consecutivas, cuatro de ellas lejos de la Big Apple en una gira por el Oeste ante Phoenix, Clippers, Lakers y Jazz.

“Nos dimos por vencidos concediendo 28 puntos en la pintura al final del partido. Tenemos que cubrir mejor la pista y movernos mejor. Creo que ahora mismo estamos así”, explicó Bobby Portis (13 puntos).

El debut de Zion está muy cerca

Entre tanta racha positiva de los Pelicans, otra buena noticia para la franquicia de NOLA, ya que el debut del número 1 del Draft 2019 está muy cerca. Williamson, que pudo realizar la rueda de calentamiento, está a pocos de días de disputar su primer partido NBA tras superar una lesión de rodilla. Sus compañeros no pueden estar más emocionados cuando dicho momento se aproxime. “Estoy ansioso por verle. Esta noche salimos ahí, conseguimos algunos triples fáciles y pudimos cerrar el partido. Un buen equipo gano esta noche”, admitió Ball.

“Estamos muy emocionados por ello, y va a ser muy bueno para nosotros que llegue en este momento”, añadió Ingram.

(Fotografía de portada: Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Bucks ganan en Sacramento y firman el mejor balance de su historia a estas alturas

Los Knicks, otro equipo interesado en Andre Drummond

Siguiente