Quinta victoria seguida de Cleveland

85 – 114

Hacía mucho tiempo que los Cavaliers no tenían racha tan buena. Tanto, que la última vez que ocurrió LeBron James aún jugaba habitualmente en Cleveland.

Los Cavs consiguieron ayer su quinta victoria consecutiva, todas llegadas justo tras el despido del anterior General Manager, Chris Grant.

El equipo de Mike Brown aprovechó su enfrentamiento contra Philadelphia para no perder la senda del triunfo y empezar la segunda parte de la temporada del mismo modo que llegaron al descanso del All-Star: ganando.

fue el mejor de Cleveland con 18 puntos y 15 rebotes y Kyrire, reciente MVP del All-Star, solo necesito jugar 23 minutos para finalizar con 14 puntos.

En total, siete jugadores de los Cavs alcanzaron al menos la decena de puntos y nuevamente aportó un doble-doble al llegar a los 10 puntos y 11 rebotes.

Cualquier triunfo es bueno

Es cierto que los 76ers son ahora mismo uno de los peores equipos de la NBA, pero los Cavs no están para despreciar triunfos como el de anoche aunque fueran sencillos con una ventaja final de 29 puntos.

Cleveland (21/–33) aún presenta un pobre balance de victorias y derrotas que les situa en la décima posición de la Conferencia Este a tres partidos de los puestos de Playoffs.

De los 76ers (15/–40) poco se puede decir salvo recordar su actual racha: 9 derrotas seguidas y 19 tropiezos en sus últimos 22 encuentros.