Quinta seguida de Lakers y ¿adiós? de World Peace

”A la vejez viruelas”, reza un famoso verbo en España. Los Angeles continúan sorprendiendo a propios y extraños con un final de temporada inesperada y esta pasada jornada han logrado su quinta victoria consecutiva, la mejor racha de la franquicia en cuatro años.

¿Despedida de World Peace?


En el que era el último encuentro de la temporada que los Lakers jugarían en el Staples Center, la noche se presentó propicia para que fuese protagonista. El veterano alero, a pesar de que desea continuar jugando en la NBA, encontró un estupendo día para realizar un gran encuentro y, por si acaso, despedirse de los aficionados de los Lakers de la mejor forma posible. World Peace se fue hasta los 18 tantos, todos ellos conseguidos la segunda mitad, y cerró el partido con el balón en sus manos mientras expiraba el reloj de posesión y la hinchada Laker le ovacionaba puesta en pie. En el recuerdo de muchos, a buen seguro, estaba aquel palmeo contra los Suns y el triple contra los Celtics —la última canasta de campo de los playoffs de 2010—, el año en el que se celebró un título en Los Ángeles por vez última.

Precisamente Peace es el último eslabón que queda en los Lakers de aquel equipo campeón de hace ya casi siete años. “Es el perfecto ejemplo de lo que un deportista profesional debería ser”, dijo Luke Walton cuando habló de World Peace y de como optó por quedarse el balón en lugar de tratar de cerrar el partido con una canasta, la cual podría haber sido la última de su carrera.

Además de World Peace destacaron Brandon Ingram y Jordan Clarkson con 15 tantos cada uno.

Enfado de Gentry

Los Pelicans, fuera de la carrera por los playoffs desde hace tiempo, encajaron su quinta derrota consecutiva. DeMarcus Cousins y Anthony Davis volvieron a ser baja y Cheick Diallo fue el máximo anotador con 19 puntos. A pesar de las circunstancias y de lo poco en juego, se mostró muy molesto por el desempeño de su equipo. “No hemos jugado lo suficientemente duro para ganar el partido”, explicó Gentry a Associated Press. “No hubo concentración. No hubo enfoque. Jugamos un calendario de 82 partidos, no de 80. No 78 partidos. No estábamos aquí. No estábamos ni cerca.

La lotería de los Lakers

Con una marca de 26-55 a falta del partido final a jugar en Oakland ante los Warriors, los Lakers se quedan definitivamente con el tercer peor balance de la temporada y un 46,9% por ciento de obtener una de las tres primeras posiciones en la lotería del Draft, único caso en el que los angelinos mantendrían su elección de primera ronda en 2017 y 2019. En caso contrario la elección de este año sería para Philadelphia 76ers y la de 2019 para Orlando Magic debido a los traspasos de y .


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Cavs quieren lavar la imagen dada al final

Malik Rose, nuevo general manager de Erie BayHawks

Siguiente