Quinteto de los Warriors: ¿el mejor de todos los tiempos?


Golden State Warriors cuenta con el mejor quinteto del año. Del lustro. Y seguramente de la década. Con tan solo tres de ellos, rubricaron el mejor balance en temporada regular de la historia. El 73-9, un triunfo más que los Bulls del 96.

A los pocos meses de batir el récord (y caer en las Finales ante los Cavs de LeBron), ficharon a un top-3 de la Liga, Kevin Durant. Anillo… anillo… y DeMarcus Cousins.

Hasta el fichaje del pívot, la death lineup, con Andre Iguodala en el parquet simbolizando el éxito del small ball, era lo mejor que podía alinear Steve Kerr. Un quinteto mortal. Colosal. Y en pleno estado de forma, casi invencible.

Cousins… cerca

Ahora tienen a DeMarcus. Un DeMarcus post-Aquiles que, sin embargo y con el transcurrir de las semanas, vamos viendo que realmente puede volver a ser el de antes de su lesión. La velocidad, el ritmo, la estampida, están poco a poco de regreso. El center con mayores recursos y carácter de toda la NBA.

Y en este punto, Nick Friedell, de ESPN, se pregunta, no solo si los Warriors tienen el placer de contar con el mejor quinteto titular del momento, sino de la historia.

Kerr, siempre en la tangente

Curiosamente, buen ojo el de Friedell, Steve Kerr, hoy entrenador de los locos, fue anteriormente el shooting guard reserva de otro equipo de locos, en su época de tirador/matador. Aunque aquí no eran cinco, sino cuatro: Michael Jordan, Robert Parish, Scottie Pippen y Dennis Rodman. Los Bulls del 97. Para completar en el puesto de base, un venido a menos Ron Harper.

Un año antes, sin Kerr en el equipo, estaban los mismos. Sin olvidarnos del ingrediente europeo, Tony Kukoc. Un equipazo liderado por el mejor jugador desde la invención de este deporte.

Lo gracioso es que cuando Kerr salió de aquel equipo de ensueño, no cambio apenas la cosa. Ahora formaba parte de la disciplina de los San Antonio Spurs. Cuatro años allí (con uno entre medias de intruso en Portland) donde compartió vestuario con algún que otro futuro Hall of Famer. David Robinson, Tim Duncan, Manu Ginobili, Tony Parker… y dos anillos más (para un total de cinco), el último de ellos en el curso de su despedida.

“Soy muy consciente de lo afortunado que he sido por heredar un equipo con múltiples Hall of Famers en la rotación. Probablemente no era consciente de ello cuando acepté el trabajo, pero rápidamente me percaté de lo buenos que eran”. Steve Kerr, sopa de estrellas, hablando de su actuales pupilos.

Currículos que asustan

Stephen Curry, Klay Thompson, Kevin Durant, Draymond Green y DeMarcus Cousins. O lo que es lo mismo, 19 elecciones para el All-NBA y 28 All-Star Games… y cinco títulos de máximo anotador, tres MVP’s y un DPOY.

Y ahí está Iggy calentando banquillo, con su medalla de oro olímpica, su All-Star, y su MVP de las Finales de la NBA. Sí, podéis reíros ya.

“Creo que nuestro quinteto titular podría ser también el quinteto inicial de un Team USA”, dijo Klay Thompson poco después de añadir a DMC a la causa.

Todo esto, desde luego, suena muy bien. Muy grandilocuente. Pero las máximas no se defienden con palabras; sí con hechos. Y los hechos nos dicen que hasta ahora, en los 373 minutos que Cousins ha jugado esta temporada los Warriors presentan un net rating de -4, y uno de -2 en los 151 en los que han coincidido los cinco jinetes del apocalipsis.

Pero también destilan un 12-3 en partidos con Cousins, y un 11-1 cuando las cinco estrellas han estado, al unísono, en disposición. Es decir, por ahora el empacho de magia, el overbooking de talento, se estorba. Pero no por ello deja de haber talento y magia. Las victorias caen, indefectibles.

Eso sí, en términos históricos, y estemos o no ante el mejor quinteto de la historia (tanto que debatir aquí, tantos Celtics y Lakers de los que hablar), nada garantiza por ahora que estemos ante un quinteto digno del Salón de la Fama. No si aplicamos la fórmula ‘Hall of Fame Probability’ de Basketball -Reference.

Cuestión de tiempo

Según la misma, si los cinco jugadores se retiraran hoy mismo, Durant sería automáticamente HOF (100%), Cury ídem de ídem (99,9%) y con Thompson (47,7%), Green (27,7%) y sobre todo el recién llegado Cousins (1,3%), habría que esperar –Iggy (35 años) cuenta con un 6,1%–.

La ciénaga que han sido los Kings, sin unos míseros playoffs en todos los años que Cousins se ha erigido como su líder, pesan y de qué manera en la fórmula. Pero los daños aún pueden ser corregidos con los años.

Durant, optimista, apuesta por el pack completo. “Cuz [Cousins] lleva rindiendo a primer nivel seis, siete años. Steph nueve. Draymond siete. Yo voy por mi decimotercera [se olvida de Klay, pero se lo perdonamos…]. Creo que cualquier jugador que esté rindiendo más de seis años consecutivos, especialmente a este nivel, tiene el ingreso asegurado y sellado”.

Acabamos con Kerr. “Vivimos vidas increíbles, especialmente con el éxito y el talento y el tipo de personas que tenemos y con el hecho de que todos estemos juntos cada día en esta epopeya. Es asombroso lo afortunados que somos”.

(Fotografía de portada de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.