Rajon Rondo comienza a recuperar sensaciones en el triunfo en Philadelphia

Paso a paso. Ése es el modus operandi marcado por y el cuerpo técnico de los para lograr que el jugador vuelva al nivel estelar por el que muchos le consideraban el mejor base puro de la liga.



En la victoria en Philadelphia por 108-114, Rondo ya tendría 8 puntos, 11 asistencias y 9 rebotes, cifras que empiezan a recordar a ese rendimiento previo a su lesión.

“Es sólo cuestión de tiempo que logre estar en el mismo lugar que nosotros”, destacó , quien estuvo también a un nivel espectacular anotando 17 de sus 36 puntos en el tercer cuarto. “Él me pone en los espacios, y siempre me ve cuando estoy abierto. Me está ayudando a conseguir un buen ritmo. Tengo que continuar para asegurarme de que estoy abierto para que me pase”.

Ya el pasado domingo, Rondo tuvo 19 puntos y 10 asistencias en la victoria de Boston sobre Orlando, y esta vez su propio entrenador volvió a destacar la importancia que tiene el point-guard para que el conjunto funcione mejor.

“Green hizo un montón de tiros y Rondo le encontró un par de veces incluso antes”, relató Brad Stevens. “Su trabajo siempre implica a Rajon por ahí. Empujó el tempo de juego mejor que en sus anteriores ocho encuentros. Su mayor virtud es que hace a todo el mundo mejor y realmente lo ha mostrado en sus dos últimos partidos”.

Poniéndose en forma

El haber estado tanto tiempo sin jugar necesita un período de adaptación por muchos entrenamientos previos que haya hecho. Rondo lo sabe, y aún sigue sintiendo esa sensación de falta de aire en algunos momentos del encuentro. Aunque también comentó que ya va sintiéndose mejor que al principio.

“No hay nada malo [en que mis compañeros me ayuden a recuperar aliento]”, dijo Rondo. “Estaba sin aliento. [Brandon Bass] me ayudó a recuperarme. Somos un equipo y eso es lo que hicieron en esa jugada en particular”.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com