Récord de triples de Utah Jazz

Segunda victoria seguida de Utah , algo que no lograban desde octubre. Los de Salt Lake City vencieron y convencieron ante Milwaukee al ganar por 120 a 106 con un gran partido en el pase y tiro exterior. Fue, por cierto, la séptima victoria seguida de Utah ante Milwaukee.

Los Jazz batieron el récord de la franquicia al anotar 18 triples, la mejor marca de su historia. 6 canastas desde el arco fueron de y 5 de . También lograron otros dos topes estadísticos, aunque en este caso solo de la temporada. Las 31 asistencias que repartieron igualan su mejor cifra del curso y el 56,8 por ciento con el que terminaron en tiros de campo es su mayor efectividad desde octubre.

El mejor del encuentro fue el rookie Donovan Mitchell, autor de 24 puntos y 6 de 10 en triples. El novato estuvo magnífico con grandes jugadas en momentos decisivos y bien apoyado por los 21 puntos de y los 16 tantos de Derrick Favors. En total los suplentes de Utah sumaron 53 puntos.

El regreso de Giannis

fue duda hasta poco antes de empezar el partido por sus molestias físicas, pero finalmente pudo jugar y fue el más destacado de los Bucks. Con 27 puntos, 13 rebotes y 5 asistencias no pudo evitar la caía de su equipo. El griego se mostró molesto por el rendimiento de sus compañeros. “Tenemos que jugar más duro, poner más esfuerzo”, comentó en declaraciones que recoge Associated Press. Malcolm Brogdon anotó 19 puntos y Eric Bledsoe y Tony Snell 18 cada uno.

Para Jason Kidd a su equipo le faltaron muchas cosas. “Esfuerzo, energía y atención”, comentó. “No lo hemos hecho esta noche. Nos hemos esforzado en ataque pero no hemos hecho nada en defensa”.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Wizards desperdician 17 puntos en el último cuarto contra Portland

Griffin da el triunfo a los Clippers con una canasta agónica

Siguiente