Redick lamenta no haber ganado un campeonato con los Clippers


La temporada 19-20 se presenta como la más ilusionante en la historia de Los Angeles Clippers, algo que tampoco resulta muy complicado en una franquicia no especialmente exitosa desde su creación. Sin embargo, los angelinos vivieron hace no mucho una especie de época dorada de la mano de Chris Paul, Blake Griffin y DeAndre Jordan, en la que llegaron sus mejores resultados y se asentaron en la zona noble del Oeste tras años en la mediocridad.

En aquel equipo estaba J.J. Redick, que llegó en la temporada 2013-14, que hasta hoy continúa siendo la mejor del equipo tras terminar con un balance de 57-25. El escolta fue preguntado por aquella etapa de su carrera en una entrevista realizada por Zach Lowe en The Lowe Post, y reconoció que, cuando recuerda aquella plantilla, no entiende cómo no llegaron a más.

“Creo realmente que tuvimos la oportunidad de ganar y la desperdiciamos” afirmó. “Para mí, aquella fue una época muy especial, pero hubo pequeños problemas o pequeñas grietas que no supimos arreglar de la forma en que deberíamos haberlo hecho. Es una pena, porque cada vez que miro atrás y pienso en ese equipo me digo: ¿cómo es posible que no ganáramos un campeonato?“.

La infranqueable segunda ronda

Lo cierto es que aquel equipo no solo no ganó nunca un campeonato, algo extremadamente complicado incluso para plantillas mejores, sino que jamás estuvo cerca de pelear por él. La segunda ronda se convirtió en su techo, y pese a que alcanzó dicha fase en diversas ocasiones nunca fue capaz de vivir una Final de Conferencia.

Las temporadas 13-14 y 14-15 fueron sin duda en las que más cerca estuvieron de lograrlo. En ambas terminaron en tercera posición en la conferencia y rozaron la machada, especialmente en la segunda, en la que llegaron a dominar a los Rockets por 3-1 con una superioridad aplastante (ganaron sus tres partidos por 24,7 puntos de media) pero inexplicablemente colapsaron cuando tenían la Final del Oeste en la palma de la mano. Tras esto, jamás volvieron a superar la primera ronda.

Pese a que las aspiraciones de Redick suenan un tanto exageradas, no resulta extraño que recuerde tan bien aquel conjunto. Más allá del tridente Paul-Griffin-Jordan, la plantilla contó con jugadores como el propio Redick o Jamal Crawford en su época determinante como sexto hombre, y fueron capaces de superar las 50 victorias cinco temporadas consecutivas, pero coincidieron con varios equipos de leyenda que les impidieron alcanzar cotas mayores.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.