Reggie Jackson alaba la llegada de Rose a Detroit

El base de 29 años cree que el juego del que fuese MVP de 2011 se complementa a la perfección con el suyo

La agencia libre de 2019 dejó un buen número de movimientos importantes, y entre ellos el del MVP de 2011: . Tras dos años en Minnesota Timberwolves, Rose decidió cambiar Minneapolis por Detroit, a donde ha arribado con un contrato de dos años y 15 millones de dólares.

Con la confianza de los depositada en él, a sus 30 años Rose apunta a ser el sexto hombre del equipo que dirige Dwane Casey. El curso pasado, formando parte de los Wolves, cumplió con creces en esa labor hasta el punto de llegar a entrar en la discusión para llevarse el premio a final de temporada. Sus números, 18 puntos, 4,3 asistencias y 2,7 rebotes en 27,3 minutos por noche solo son comparables desde 2013 a los de la temporada 2016-17 en los Knicks –claro que aquel año jugó hasta 32,5 minutos por partido quedándose en un 21,7% en triples–.

Ante tal resurgir en su juego, no extraña ni el contrato que ha conseguido ni que en Michigan esperen grandes cosas de su incorporación. Y esa es justo la impresión que tiene uno de sus nuevos compañeros: . El base de los Pistons, lejos de sentir amenazada su posición por la llegada de un nuevo elemento, entiende que su presencia le aportará cosas positivas tanto al equipo como a su juego, ya que se siente complementario a Rose.

“Tendré la oportunidad de coincidir en pista con Derrick, ya sea con el balón en las manos o no. Yo soy mejor jugando en el catch-and-shoot. En cuanto a la organización del equipo, es algo complementario. Todas las piezas funcionan muy bien y su incorporación es ideal para mi juego, él nos completa. Es sin duda una situación muy buena en la que me gustaría encontrarme”, comenta a Rod Beard de The Detroit News.

Un paso más

El plan de Detroit no tiene mala pinta. La última temporada, pese a algunos altibajos, consiguieron entrar en playoffs tras dos años de ausencia. Ahora, con el fichaje de Rose, quieren ir más allá. Contando con Reggie Jackson y Blake Griffin como referentes, encontrar el reparto de minutos entre los tres se antoja clave; tanto como conseguir que todos ellos eviten lesiones. Sobre esto último, los servicios médicos de los Pistons lograron que sus dos estrellas, propensas a problemas físicos, jugasen 82 y 75 partidos durante la regular season.

(Fotografía de Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Gilbert Arenas: “Todo el mundo me recordará por lo malo”

Dwight Howard lucirá el número 39 en los Lakers

Siguiente