Reggie Jackson trabaja para llegar al 100% al inicio de temporada

A menos de una semana para que los Detroit den inicio a su training camp, el estado físico de continúa siendo un interrogante. Tras perderse 37 partidos de la pasada temporada por culpa de un esguince de grado 3 en el tobillo derecho, el base quiere asegurarse de llegar en perfectas condiciones al arranque del nuevo curso, por lo que ha centrado su trabajo de este verano en sus problemas físicos.

Esta situación podría resultar un tanto extraña, ya que, tras su lesión el pasado 26 de diciembre, Jackson volvió a las pistas a finales de marzo para jugar los últimos 12 partidos del año. No obstante, en unas declaraciones recogidas por The Vertical, él mismo ha reconocido que “la rehabilitación no se ha centrado solo en el tobillo, sino en asegurarse de que todo está en perfectas condiciones. He sufrido varias lesiones persistentes, pero es parte de mi carrera como deportista” afirmó.

Ahora mismo parece difícil establecer una fecha para su regreso, pues, según aseguró, está trabajando y analizando su situación “día a día”. Sin embargo, tal y como ha declarado para la web oficial de los Pistons, “todo va mucho mejor que el año pasado”, y está haciendo “todo lo posible para estar listo”.

Una pieza clave

Pese a no ser la principal figura de los Pistons, el base nacido en Italia es sin duda uno de los hombres cuyo estado de salud puede marcar para bien o para mal la temporada de los de Michigan. De hecho, hasta su lesión de tobillo Detroit marchaba en la zona noble de la Conferencia Este con un balance de 19-14, pero en los 37 partidos en los que Jackson no estuvo disponible su marca de victorias y derrotas se quedó en un pobre 12-25. Esta mala racha lastró las opciones del equipo, y ni la llegada de Blake Griffin en febrero les permitió reengancharse a la lucha por los playoffs.

En sus 45 partidos de la pasada temporada, promedió 14,6 puntos con un 42,6% de acierto en tiros de campo y 5,3 asistencias. Su retorno a un nivel similar parece imprescindible para que los de Dwane Casey puedan volver a colarse entre los ocho mejores y revitalizar el proyecto.