Un renacido Bradley Beal despierta a los Wizards

Washington se prepara para una larga temporada intentando recuperar su nivel perdido hace dos temporadas. Para ello, necesitarán que se parezca al de antes de los problemas físicos que le han diezmado en los últimos tiempos. El partido de este lunes ante Phoenix sirvió para reconciliarse con una versión del escolta que parecía perdida para siempre. Sus 42 puntos, récord de carrera NBA, fueron imprescindibles para derrotar a los peleones por 106-102 y evitar caer al último puesto del Este.

Partido de bajitos

La exhibición de Beal sirvió para compensar a un fallón durante gran parte del partido (18 puntos, con un 6/24 en tiros de campo), aunque a la vez siendo el mejor socio de su compañero de juego exterior con 15 asistencias. Entre ambos se bastaron para plantar cara unos Suns que también confiaron en el talento de sus exteriores para mantenerse con opciones de ganar hasta el último minuto.

(30 puntos, con un 6/9 en triples) y (29 puntos, 6 asistencias, 6 rebotes, 2 robos y 2 tapones) pusieron el contrapunto en un partido decidido por el talento de los bajitos. En un adormecido Verizon Center de la capital estadounidense, el intercambio de canastas pareció beneficiar a los Suns entrando en la recta final, pero un necesario despertar final de John Wall (9 puntos en los últimos 8 minutos) le dio a los la pólvora para decidir el duelo.

Un dúo de vuelta

Entre Beal y Wall anotaron 23 puntos en el último cuarto, por solo 21 puntos al completo de Phoenix. Recuperar al completo a la pareja de jugadores que parecía destinada a compartir All-Stars es un buen primer paso para no perder todavía de vista los Playoffs, pese a un 4-9 que les mantiene compartiendo el penúltimo puesto del Este con Brooklyn y Miami. Por contra, los Suns caen a 4-11, solo por delante de Dallas en el Oeste, a un partido de cerrar una complicada gira que terminarán con balance negativo (1-4 hasta ahora).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

San Antonio hunde un poco más a los Mavericks

Jordan se parte de risa ante Belinelli y Allen

Siguiente