Retorno triunfal de LeBron James a Cleveland


Qué diferencia ocho años y un título después. El segundo regreso de LeBron James a Cleveland con una camiseta que no fuese la de los Cavaliers no se pareció en nada a aquel complicado 2 de diciembre de 2010. Esta vez LeBron fue recibido como un auténtico héroe —esa fue la palabra que utilizó el entrenador de los Cavs, “héroe”— en contraste con aquella primera vez en la que hubo de contratar seguridad extra para mayor tranquilidad, aunque el resultado deportivo fue el mismo: derrota de Cleveland, victoria de James.

Los Angeles Lakers se impusieron en el Quicken Loans Arena por 105 a 109 con King James al frente de las operaciones. 32 puntos, 14 rebotes y 7 asistencias fueron los números de James, quien necesitó de un esfuerzo extra en el cuarto periodo para que su equipo remontase 8 puntos (99-91) y diese la vuelta al marcador con un parcial de 18-6 en los últimos minutos. También es destacable el despliegue de Lonzo Ball, quien jugó 36 minutos ante la ausencia de Rajon Rondo y tuvo una noche destacada con 15 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias.

Una recepción digna de héroe

Al inicio James fue presentado con un tono similar al empleado para los jugadores locales, recibiendo una cerrada ovación que duró más de medio minuto. Poco después, el alero anotó la primera canasta de la noche y sin mucha dilación, en el primer tiempo muerto los Cavs pusieron un vídeo dándole las gracias por su pasado con la franquicia. “Gracias por lo que hiciste en la cancha, aunque todos sabemos que es algo más grande que el baloncesto”, era el mensaje que concluía con un “Gracias LeBron”.

“Durante los 11 años que he jugado para esta franquicia traté de dar todo lo que tenía, tanto en la cancha como fuera, representar a esta ciudad y esta comunidad con el máximo respeto, ser un ejemplo fuera de la pista, ser un líder fuera y dentro de la pista”, comentó James tras el partido. “Volver y tener la recepción que tuve hoy significa mucho no solo para mí, sino para mi familia y amigos que están aquí y la familia que se ha quedado en casa en Los Angeles”.

Antes del partido, en el que jugó con unas zapatillas lanzadas durante su última temporada con los Cavs de la primera época —las LeBron 7 en los colores de su instituto—, James ya había sido ovacionado en cuanto había pisado la pista para la rueda de calentamiento.

“Desde que aterrizamos ayer ha sido totalmente diferente”, recordó James. “Soy una persona diferente. Todos somos diferentes a hace ocho años, para lo bueno y para lo malo. Pero lo más importante es que la experiencia ha sido buena. Se trata de evolucionar y hemos evolucionado tras aquel momento hace ocho años”.

Unos Cavs diferentes

Esta semana James había dicho que los Cavaliers actuales eran un “equipo diferente” ya que pese a continuar algunos compañeros con los que ganó el titulo como J.R. Smith (apartado ahora), Tristan Thompson o Kevin Love, “la situación es totalmente diferente”. Y vaya si lo es. Cleveland es el peor equipo de la NBA con un balance de 2 victorias y 14 derrotas y su máximo anotador en el encuentro ante los Lakers fue Cedi Osman con 21 tantos seguido de Jordan Clarkson con 20 puntos. Tiempos duros los que esperan a la franquicia de Ohio.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.