Richard Hamilton sitúa a Rose como el jugador más talentoso con el que ha jugado


Rose se coronó como el MVP más joven de la historia de la NBA al lograr tal premio en 2011 a los 22 años

Han ido pasando los años, pero ello no evita que cada vez que se recuerda cómo empezó la carrera de Derrick Rose… y cómo se truncó, duela. Justo a ello vuelve a remitirnos Richard Hamilton, quien fue su compañero en Chicago Bulls entre 2011 y 2013. El escolta, campeón de la NBA con los Pistons, no duda en señalar a Rose como el jugador que más le impresionó en su gran carrera sobre las pistas de la competición estadounidense; es más, lo encumbra como el más talentoso.

“Jugué con muchos grandes jugadores, pero durante su tiempo Derrick Rose fue probablemente el jugador más talentoso con el que he jugado. Era ridículo lo que hacía”, comenta en una charla con Matt Barnes y Stephen Jackson en el podcast All The Smoke.

Hamilton compartió cancha con Rose en el mejor momento de este; es decir, poco antes de que se lesionase y empezase su calvario para regresar a las pistas, siendo ya otro jugador. Con esa imagen de jugador casi imparable en la retina, a Hamilton le preguntaron por el puesto que habría ocupado en la lista de los mejores bases de la historia el MVP de 2011 si no se hubiese lesionado. Hamilton lo sitúa en la élite.

“En su posición, hablando de los mejores, hay muchos. En mi opinión, Derrick Rose podría haber estado entre los 10 mejores de la historia, incluso entre los cinco primeros. En la actualidad hay grandes chicos jugando en la posición de base. Russell Westbrook, Stephen Curry, Chris Paul, Kyrie Irving… Escucha, ninguno de ellos quería jugar con Rose en la era de Rose. Te lo digo así. Ninguno querría haber jugado con Rose durante ese periodo”, sentencia.

La carrera de Rose ha sido sin duda un ejemplo de superación tras sufrir gravísimas lesiones de ligamento y menisco; una en la que no sin tropiezos ha sabido reconducir su trayectoria hasta ser en estos momentos un buen jugador de la NBA. La última campaña, disputada al completo con los Detroit Pistons, es la mejor desde aquel doloroso 2012 en el todo empezó a derrumbarse. Verlo sobre el parqué siempre es motivo de celebración, pero siempre nos quedará la duda de hasta dónde habría podido llegar de haberse mantenido sano.

(Fotografía de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.