Ricky Rubio, MVP del Mundial

El base de de la selección española ha cerrado una fantástica actuación en el torneo con 20 puntos en la final contra Argentina

Impresionante el Mundial que ha completado . Frente a lo que para muchos era una que carecía quizás del talento de otras ocasiones, el base de Masnou ha cumplido su amenaza– “quiero que este sea mi torneo”– para ser ese jugador que todos conocíamos, uno capaz de hacer de todo en pista cuando así se requiere.

El último día, el decisivo, ha dejado su firma con 20 puntos, 7 rebotes y 3 asistencias, una actuación con la que ha cerrado un círculo de oro en China. Han sido 15 días en el país asiático, medio mes en el que ha demostrado que está listo para dar continuidad a una España que a estas alturas decir que es de leyenda suena irrisorio.

Ante tal despliegue de baloncesto, porque eso es lo que juega Ricard –así le dicen en casa–, que se haya proclamado mejor jugador de la final, base del mejor quinteto del torneo y MVP del Mundial, es algo que no se puede definir como menos que merecido. Porque aquel adolescente de los 51 puntos en el europeo cadete ha crecido y lo ha hecho para regalarnos días históricos como éste.

Una lección para la vida

Ricky no podía esconder su alegría tras el triunfo, pero ello no le hace despegar los pies del suelo. Preguntado por sus sensaciones tras proclamarse campeón del mundo, ha querido que el éxito alcanzado sirva para animar a esas personar que luchan en sus vidas. “He aprendido muchísimo y he sabido prepararme para este momento. Hemos trabajado muy duro y hemos sacrificado mucho. Cada uno da mucho para el otro y lo hemos demostrado. Hemos dado una lección de sacrificio, pero no solo para el deporte, sino también para la vida. Se lo dedico a mi madre, que desde allí arriba estará muy contenta”, ha comentado.

(Fotografía de Wang He/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Gobert pide que se valore el bronce de Francia

Siguiente