Riley y Dragic quieren a Spoelstra como Entrenador del Año


El espectacular momento de forma de Miami, mejor equipo en balance de victorias desde mediados de enero, ha levantado el humor de la franquicia. Tras un duro verano en el que su gran estrella Dwyane Wade se volvió a su ciudad natal de Chicago y una primera mitad de temporada para el olvido, el equipo presidido por Pat Riley ha levantado el vuelo. Rozando ya los puestos de playoff, todos son elegios para su entrenador Erik Spoelstra.

“Haríamos lo que fuera por él”

“Debería ser el Entrenador del año. Es un entrenador fenomenal”, le elogiaba su base titular Goran Dragic. “Nadie esperaba que nos recuperáramos como lo hemos hecho y, especialmente en el comienzo de la temporada, nos puso en un sistema en el que todos estaban cómodos. Saca lo mejor de cada jugador. Creo que eso es francamente importante para el equipo y para los jugadores también, ya que nos sentimos cómodos y haríamos lo que fuera por él”.

Pese a ganar dos campeonatos en 2012 y 2013, Erik Spoesltra nunca ha estado cerca de ganar el premio, considerado como un elemento secundario del éxito de su equipo por la presencia de LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh. El presidente de la franquicia y gran aval de Spoesltra en Miami, Pat Riley, comprende perfectamente su situación tras haber sido el timón de los legendarios Lakers de los años 80.

La apuesta ganadora de Riley

“Erik ha hecho un gran trabajo, y lo que tenga que llegar llegará”, afirmó el presidente de los Heat sobre sus opciones. “Es como me paso a mí. La primera vez que recibí el premio de Entrenador del Año me sentí avergonzado de salir y recibirlo porque lo logré con un equipo detrás de mí de Kareem Abdul-Jabbar, Magic Johnson, James Worthy, etc. Ese premio residual le llegará (a Spoelstra). Los que tiene y son más importante son los que lleva en sus dedos (en referencia a sus anillos de campeón).”

El plantel con el que Spoesltra ha convertido a Miami en uno de los terrores de la liga impresiona miedo. Jugadores como Dion Waiters, Goran Dragic, Hassan Whiteside o James Johnson no deberían ser necesariamente garantía de ser un equipo ganador en la NBA, pero los Heat lo están consiguiendo. Su 20-4 de balance desde el 13 de enero le ha servido a Erik Spoesltra para recibir una atención que raramente tuvo en sus años de campeón.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.