Rockets lanzaron un 70 por ciento de tiros desde el triple


Houston Rockets seguirá esta temporada abonado a los latifundios. Si el pasado curso, donde alcanzó las semifinales de conferencia con el tercer mejor récord en temporada regular, abusaron del triple lo que quisieron y más, en el ejercicio entrante pueden mejorar registros.

Mejorar porque han adquirido a todo un especialista en encontrar el francotirador indicado, además de un formidable tirador, como es Chris Paul. Y también porque todas sus grandes escopetas juramentadas siguen en el equipo —James Harden, Ryan Anderson, Eric Gordon, Trevor Ariza…—. Si el año pasado el conjunto dibujado por Mike D’Antoni y Daryl Morey empleó el 47 por ciento de sus lanzamientos en intentos desde lo más lejano, este curso la proporción promete un valor todavía mayor.

No se trata, ya se sabe, de intentarlo de manera compulsiva porque así el acierto se duplique; la estrategia contempla muchos más tiros, con porcentajes no sobresalientes, pero de esa manera la cifra de acierto bruto crece también. El pasado curso Rockets fueron el 15º porcentaje (35,7) de triples en temporada regular pero nadie les superó en acierto total, con más de un triple por partido de diferencia (1,4) sobre el segundo clasificado (Cavaliers).

Triples y más triples con todo supervisado por James Harden. Pues bien, en el ejercicio 2017-18 la cifra apunta todavía más alto debido a que en el primer encuentro de pretemporada (victoria anoche ante Oklahoma) el equipo de D’Antoni lanzó más del 70% de sus tiros desde la línea de tres. Concretamente, 55 de 78 lanzamientos, con 24 dianas triples (43,6 de acierto porcentual).

Con victoria

Absolutamente salvaje. Siete de cada diez intentos de Rockets llegaron desde fuera del arco. Y lo que casi sorprende todavía más es que, si esto pudiera parecer un suicido en cualquier contexto, Houston ganó el partido a los Thunder (97-104). Se entiende que es pretemporada y no estuvo Russell Westbrook sobre la pista, pero el dato hiela cualquier convencionalismo sobre el juego de ataque.

Se avecina una lluvia de meteoritos en Texas, más que el pasado curso. La construcción levantada por Mike D’Antoni avanza al ritmo de las muñecas de su pelotón de fusilamiento.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.