Rondo se esmera para llegar en forma al inicio del curso


Que un jugador como Rajon Rondo se haya quedado fuera del Top 100 recogido por la revista Sports Illustrated, nos deja una idea del estado en el que ha jugado el base la(s) últimas temporadas. Las lesiones nos privaron repentinamente de un jugador que, si fuera de la cancha estaba en entredicho, a cada noche nos maravillaba dentro de ella.

Cuando volvió definitivamente con los Celtics ya no quedaba ni el boceto de los intratables de 2008, y el menudo point guard era la única reliquia de aquel Big Four —Ray Allen, Kevin Garnett, Paul Pierce— que se engarzara un anillo.

Entonces, Mark Cuban, con inmejorable ojo para los negocios, creyó ver oro en Rondo, y se lo llevó a Dallas donde, de cuajar en el esquema, los convertía en una amenaza seria en Playoffs. Pero Rondo llegó fuera de forma. La gran defensa, su principal virtud tras su visión 360º, había desaparecido. Esto, sumado a un entendimiento nulo con Monta Ellis en el perímetro y un tiro bastante pobre, han hecho que su caché bajara (10 millones en un año con Sacramento) para el, hasta hace 3 años, segundo mejor base de la liga para muchos.

Los Kings, la redención

Tras una “intensa” relación con Rick Carlise y no renovar con los Mavericks, aterriza en unos Sacramentos Kings con un problema similar al de los tejanos. Mucho nombre y toda la química por demostrar. Y Rondo, al menos, está poniendo todo de su parte para que esa —la química— sea la única reválida de la temporada, ya que de piernas, movimientos y muñeca quiere llegar lo más fino posible a final de octubre.

Así lo está haciendo Rondo —patines revolucionarios mediante—, y así nos lo demuestra en su cuenta de Instagram.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.