Rondo se olvida de Scot Pollard


Se lesionó gravemente en febrero de 2008, lo que no le permitió ser protagonista en las eliminatorias que terminaron con los Boston Celtics como campeones de la NBA aquel año. Tampoco es que lo hubiera sido demasiado hasta aquel instante. Doc Rivers apenas contaba con Scot Pollard en el que sería su último año como profesional en la NBA.

Había sido elegido en el puesto 19º del Draft 1997, y sin embargo en ni una sola de sus once temporadas en la Liga logró ser titular indiscutible. Eso sí, tampoco le fue fácil especialmente en alguno de los equipos en los que militó. Sólo se engarzó el anillo con los Celtics, pero previamente había jugado cinco temporadas en los Kings; aquellos Sacramento Kings de ensueño (especialmente los de 2002) y cuya pintura era dominada por Vlade Divac y Chris Webber. No obstante, si buceáis por internet, podréis ver a Pollard —inconfundible mata de pelo tintado— defenderse de manera más que digna ante una mole llamada Shaquille.

11,2 puntos promedió en aquella serie que de manera tan polémica se llevaron los Lakers. Una cifra desde luego muy superior a los 6,5 que registró en su mejor curso anotador, o a los 4,4 de media con los que finalizó su carrera. En la 2007-08 estaba ya para pocos trotes. 1,8 puntos en 7,2 minutos y 22 partidos en total. Rol secundario, casi cameo, diríamos: pero estuvo ahí. Ayudó al principio y apoyó desde el banquillo y en chaqueta hasta el final. A alguien parece ser que se le olvidó.

Ni perdido ni censurado… olvidado

“Todos los demás estarán ahí, he hablado con ellos. Teniendo en cuenta que he estado en tantas ciudades, me encontré con Eddie House en Phoenix, con Scalabrine o Leon Powe. La única persona con la que no me he puesto en contacto es con P.J. Brown, pero debería poder encontrarle.”
—Ups—

Rajon Rondo está siendo el encargado de congregar a la comitiva que obtuvo aquel anillo de campeón en el año 2008, con el objetivo de conmemorar, mediante un viaje, la década que se cumple de lo logrado entonces. El maestro de ceremonias ha sufrido, al parecer, un terrible despiste.

Ray Allen por repudiado, P.J. Brown por ilocalizado —en pleno siglo XXI—, y el bueno de Scot Pollard que debe recordar, vía Twitter, a su viejo compañero que, aunque no le alumbraran demasiado los focos, él también estuvo ahí.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.