Roy Hibbert anuncia su adiós a la NBA… con 31 años

No, no es que tengáis una memoria espléndida (que tampoco lo negamos); es simplemente que no era hace tanto cuando era convocado para jugar el All-Star Game de la NBA.

Fue llamado en dos ocasiones, y el febrero de 2014 como la vez más reciente. Por entonces era el pívot titular e indiscutible de Indiana Pacers, y primer banderizo de Paul George en el esquema de juego del equipo. Sus números de aquel año (ya inferiores a los de los dos precedentes) fueron de 11,2 puntos, 6,9 rebotes y 2,4 tapones. Era sobre todo su imponente presencia atrás, lo que le impulsaba estar al frente de los mejores centers del momento.

Sin embargo, como reflejan sus números, Hibbert había tocado techo unos dos años antes y desde entonces había comenzado una ligera, casi imperceptible, cuesta abajo. Cuesta abajo que se hizo mucho más patente en la temporada siguiente, y que se tradujo en quejas y chascarrillos por parte de los aficionados cuando éste decidió ejercer su option player por valor de 15,5 millones.

En picado

Pero entonces Indiana lo puso en el mercado, y los Lakers picaron. Su condición de expiring y el acicate de jugar bajo los focos del Staples, pensaron, sería motivación suficiente para recuperar al mejor Hibbert. Una quimera. Hibbert, el que conocíamos, el que hace solo dos años era All-Star, había desaparecido.

Mal en los Lakers, peor en los Hornets e invisible en sus seis partidos con los colores de los Nuggets. La 2016/17 fue la última de este jugador en la NBA.

Y ahora, tras doce meses en paradero desconocido e impasible a cualquier rumor de regreso, descoloca (o no tanto) a todos anunciando que ha llegado la hora de cambiar de profesión. “Es hora de seguir adelante”, ha expresado para TMZ Sports.

Su último consejo: Melo

La confesión surgió casi de manera inesperada, cuando un periodista de dicho medio le asaltó a la salida de un aeropuerto y le preguntó si le gustaría jugar con LeBron James en Los Angeles, a lo que Hibbert respondió “estoy bien como estoy ahora”, para sugerir a posterior que Carmelo Anthony sí supondría un gran fichaje tanto para el equipo como para la ciudad.

La carrera de Hibbert (pick 17 del Draft 2008), pues, ha sido relativamente corta pero bien aprovechada. En términos de fortuna, el pívot ha encadenado en contratos más de 70 millones de dólares en nueve temporadas en la NBA. Colchón suficiente para emprender una nueva vida alejado de la suavidad del parquet.

Sus números totales son de 10 puntos, 6,3 rebotes, 1,3 asistencias y 1,7 tapones en 662 partidos disputados y 24,8 minutos de promedio. Suerte en todo, Roy.