Russell Westbrok regresa esta noche a Oklahoma


El ahora base de Houston admite que será un momento especial cuando vuelva a pisar la que ha sido su casa durante diez años

Russell Westbrook poco tardó en convertirse en un ídolo tras ser elegido como número 4 del draft de 2008 por Oklahoma City Thunder. En una franquicia que a ojos de todos era nueva tras su traslado desde Seattle, este chico formado en UCLA hizo de su pasión en la pista el deleite de sus aficionados, quienes pronto lo idolatraron –más aún tras la marcha a Golden State de Kevin Durant–.

De su paso por OKC poco se puede objetar. Por eso, cuando esta noche regresa a la que fue su casa durante una década, todos esperan que el cariño se desborde entre un público que siempre ha valorado lo que entendía era una lealtad sin condiciones. Cuestionado por su retorno al Chesapeake, Westbrook señala que le hace especial ilusión por todo lo allí vivido. “Es obvio que siempre será un lugar especial para mí porque crecí allí. Es una gran organización formada por grandes personas. Mis grandes éxitos los he logrado allí”.

Habrá que esperar hasta que salte a la cancha para calibrar la reacción del público y ver qué tienen preparado los Thunder para homenajearle, pero si queremos entender cómo puede ser, estas palabras del general manager del equipo, Sam Presti, ayudarán.

“Russell Westbrook le da hado todo a los Thunder y a la comunidad de Oklahoma durante los diez años que ha estado aquí. Él llegó cuando tanto su carrera como la organización estaban empezando literalmente de cero. Russell fue el protagonista de muchos momentos increíbles que permanecerán en la memoria de nuestros aficionados. Ha sido implacable y ha estado siempre comprometido, lo cual define el legado que ha dejado aquí. Va a ser un momento único cuando pise nuevamente la pista del Chesapeake, una oportunidad para que la gente reconozca todo lo que hizo por nosotros”.

Finales, MVP

Russell Westbrook no ha podido llevar el anillo a Oklahoma, pero no será por no haberlo intentado. En su cuarta temporada en la NBA, la 2011-2012, alcanzó las Finales para acabar cayendo 4-1 ante Miami Heat. Tras esa derrota, se quedaría dos veces a las puertas de las Finales: primero en el curso 2013-14 al caer 4-2 ante San Antonio Spurs y después en el 2015-16 perdiendo contra Golden State Warriors por 4-3.

A título individual, y ya sin tener a Kevin Durant a su lado, se hizo con el MVP en la campaña 2016-17 tras concluir promediando un triple-doble con 31,6 puntos, 10,7 rebotes y 10,4 asistencias, algo que no se veía desde Oscar Robertson. En las dos siguientes temporadas repetiría tal hito estadístico, pero no sería premiado.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.