Ryan Anderson, que lleva sin jugar desde enero, ya está 100% recuperado de la hernia discal

El pasado mes de enero, se producía una hernia discal en un partido ante los Celtics y eso llevó a los médicos a prohibirle jugar en lo que restaba de temporada.

Hubo unos días en los que se temió que la lesión pudiese ser más grave y afectarle más a la larga, pero afortunadamente todo quedó en un susto. Ahora, se encuentra mucho mejor y preparado para jugar.

Ha estado trabajando muy duro desde entonces y, como él mismo ha reconocido en declaraciones para nola.com, está perfectamente para poder entrenar duro y sin miedo a una posible recaída.

Los comienzan los entrenamientos en octubre y Anderson está contento con las incorporaciones realizadas por equipo, sobre todo en el caso de Omer Asik, de quien piensa que es el “jugador sólido que todo equipo necesita”.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Matt Bonner quiere seguir jugando hasta los 40

Damian Lillard volvería al ‘roster’ de EEUU para el Mundial si algún jugador se cayera por lesión

Siguiente