Ryan McDonough explica por qué no se operó antes Booker

Cuando supimos que debía pasar por el quirófano para solucionar unos problemas en su mano derecha, todos nos preguntamos lo mismo: ¿Por qué Phoenix Suns ha esperado hasta el mes de septiembre teniendo la posibilidad de haberlo hecho mucho antes? Pues eso es justo lo que aclara ahora el general manager del equipo, .

El dirigente de la franquicia de Arizona aprovechó su intervención en 98.7 FM Arizona para justificar la decisión de la franquicia, la cual se basa en el desconocimiento de la lesión del escolta, quien desde que concluyó el curso 2017-18 no había sentido molestia alguna en su mano.

“Como todos saben, la lesión se produjo el año pasado. Durante el verano no apareció síntoma alguno. La mano parecía estar bien y no existía daño estructural en ella”, comenta sobre un Booker que no disputó los últimos 12 partidos de la última campaña y que hasta hace semanas no sintió molestia alguna.

“En las últimas semanas algunos jugadores del equipo han participado en partidos de reclutamiento. En uno de esos encuentros la mano se hinchó. No había ningún hematoma que pudiéramos. No es una lesión producida por ejemplo por un golpe en el transcurso de un partido. La mano simplemente se hinchó. Tuvimos a un especialista en manos en Phoenix y se determinó que necesitaba la cirugía”, señala.

Seis semanas de baja

Por suerte para los Suns la lesión de su estrella no parece revestir demasiada gravedad, ya que tras la intervención se ha estimado su ausencia en seis semanas. Con ese calendario está difícil que pueda jugar junto a sus compañeros en los primeros partidos del curso. McDonough mantiene la esperanza. “Nuestro primer partido de temporada regular es en cinco semanas, así que con algo de suerte, y si la rehabilitación marcha bien, podremos tenerlo de vuelta para el comienzo de la temporada regular”, concluye.