Sacramento certifica su 15º curso consecutivo sin playoffs


La vida sigue igual en Sacramento; bueno, mejor dicho, igual de mal. Los de la capital de California cayeron anoche en Memphis (116-100) y confirmaron que por 15ª temporada consecutiva no disputarán playoffs, lo cual les mantiene con la peor racha activa de la NBA.

Perder ante los Grizzlies puso el último clavo para sentenciar a los Kings, pero obviamente no ha sido el motivo de que una temporada más se hayan quedado en tierra de nadie. Ayer, con la necesidad de vencer para seguir con vida, no contaban con D’Aaron Fox, Harrison Barnes, Marvin Bagley III y Tyrese Habliburton. Reponerse a tal número de bajas se hace casi imposible, y ya si en el segundo cuarto también se cae Richaun Holmes… pues poco más se puede hacer.

Pese a que lo tenían todo en contra, al menos los californianos mostraron orgullo, algo de lo que quizás han adolecido en otros momentos. Durante varios momentos del encuentro estuvieron por delante; tanto es así que a falta de tres minutos para el final dominaban 104-110. Ahí se apagaron las luces. El partido acabó con un parcial de 12-0 a favor de los de Tennessee. El mejor de unos mermados Kings fue Justin James con 31 puntos (máximo de su carrera) quien señaló que dolía especialmente estar una vez más fuera de la postemporada.

“Mentiría si dijera que esto no se siente diferente a cualquier otra derrota. Saber que estamos fuera de los playoffs es algo que realmente apesta para los aficionados y para nuestra ciudad, pero estaremos allí algún día”, comenta esperanzado.

Lo cierto es que cuesta confiar en Sacramento. No solo son 15 años sin playoffs, sino que en ese periplo no han estado nunca cerca de conseguirlo. En ocho de esas 15 campañas no se llegó ni a 30 victorias, y cuando se superó tal número fue por poco salvo en dos ocasiones (cursos 2007-08 y 2018-19) cuando se ganaron 38 y 39 partidos respectivamente.

Memphis aprieta a Golden State

Ya es un hecho. Memphis y Golden State se jugarán la octava plaza de la Conferencia Oeste jugando entre ellos en la última jornada de la temporada regular. Habiendo ganado cada uno un partido de los enfrentamientos directos disputados por ahora, da igual lo que hagan en el partido número 71 del curso, será el 72, el que les pondrá frente a frente, el que definirá si es uno u otro el que tenga dos oportunidades para ser equipo de playoffs.

Para llegar a tal situación, los chicos de Taylor Jenkins han ganado sus últimos cuatro encuentros, el último de ellos remontando a los Kings. El head coach se muestra feliz por ver a su equipo rindiendo de manera regular a lo largo de todo el partido. “Afortunadamente, pudimos pararlos en el momento adecuado y fallaron algunos tiros en los momentos finales. Fue uno de esos partidos en los que tienes que jugar el 48 minutos completos”.

Respecto a las actuaciones individuales, Dillon Brooks fue el máximo anotador con 30 puntos, mientras que Jonas Valanciunas concluyó con un doble-doble de 24 puntos y 13 rebotes.

(Fotografía de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.