San Antonio deja a Orlando en 77 puntos


El San Antonio Spurs – Orlando Magic de anoche entra de cabeza en la lista de partidos extraños. Los de Texas ganaron de paliza, cierto, pero lo hicieron justo después de recibir el mismo escarmiento durante los primeros 12 minutos del partido por parte de los de Florida.

Orlando, enormemente golpeado por las bajas en el presente curso, empezó el encuentro marcando el ritmo; tanto es así que cerraron el primer cuarto ganando por 13 puntos (16-29). Fue un espejismo. En el segundo cuarto se hundieron para caer 31-10… y verse al descanso por detrás en el electrónico (47-39). Aunque tras el paso por vestuarios recuperaron algo el ritmo, en la recta final volvieron a patinar para acabar con tan solo 77 puntos y verse ampliamente superados por los 104 de San Antonio.

“Gran parte de la historia de esta noche es que tuvimos a nueve chicos jugando grandes minutos. Simplemente nos estuvieron presionando todo el tiempo, llegando a muchos balones… No fue fácil. Es duro. Tenemos jugadores jugando fuera de posición”, comenta Nikola Vucevic, quien volvió a estar a gran nivel para concluir con 26 puntos y 9 rebotes en 29 minutos

La temporada de Orlando choca de bruces con la que podría haber sido. Los de Florida suman siete derrotas consecutivas, pero es que están jugando sin Aaron Gordon, Terrence Ross, Cole Anthony, Evan Fournier, Markelle Fultz y Jonathan Isaac, todos jugadores llamados a ser parte esencial de la rotación. Así es prácticamente imposible.

Los Spurs sin embargo acabaron con una sonrisa. El encuentro supuso la primera vez que dejan a un rival por debajo de los 80 puntos desde el 19 de marzo de 2018, cuando vencieron 89-75 a Golden State Warriors. Rudy Gay fue el máximo anotado del equipo al marcharse hasta los 19 puntos desde el banquillo, mientras que Dejounte Murray y Derrick White aportaron 17 cada uno.

Vuelve el público

Por primera vez desde el 10 de marzo de 2020, el AT&T Center contó con la asistencia de público. Los Spurs acogieron exactamente a 3.200 espectadores para marcar el inicio del regreso a la normalidad en su pabellón. Derrick White admitió que es mucho mejor jugar con aficionados en la grada, aunque por ahora su número esté limitado. “Es increíble. Nos alimentamos de su energía. Nos ayudaron después de que tuviésemos un comienzo algo lento”.

(Fotografía de Sean M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.