San Antonio frenó en seco a unos diezmados Warriors

No comenzaron el partido Stephen Curry, Kevin Durant ni Klay Thompson. Tampoco lo terminó . Los castigados vieron como otro de sus puntales se venía abajo durante el encuentro y terminaron perdiendo en su visita a San Antonio por un marcador de otra época en la NBA: 89-75.

Para los tampoco fue fácil pese a tantas y tan importantes ausencias de su rival. En un encuentro en el que los Warriors llegaron a controlar el marcador a comienzos del último cuarto, los tejanos no consiguieron despegarse de manera definitiva hasta que restaban unos minutos para concluir el duelo, cuando un parcial de 20 a 4 dejó el choque visto para sentencia. Antes, debido a un pobre tercer cuarto en el que solo anotaron 12 puntos, los de habían visto reducir su ventaja de 16 puntos a ir por detrás en el marcador.

fue el gran protagonista de dicho parcial al ser el autor de 17 de esos 20 puntos; el ala-pívot anotó un total de 19 puntos en el último cuarto y cerró la jornada con una estadística de 33 puntos y 12 rebotes, siendo claramente el mejor de todos los jugadores que pisaron la pista del AT&T Center. Los otros locales que pasaron de la decena fueron Patty Mills con 12 puntos y Danny Green con 11.

Los Warriors, huérfanos de sus cuatro mejores jugadores, completaron un pésimo encuentro desde el arco convirtiendo solo 3 de 19 intentos triples. Quinn Cook fue el máximo anotador de los visitantes con 20 puntos —tercer partido seguido de al menos 20 puntos para él, un jugador con contrato two-way— y Kevon Looney logró 12 tantos. Andre Iguodala y Nick Young sumaron 10 tantos cada uno.

“No fue una lucha justa, pero esto muestra la clase que tienen, lo bien que están entrenados y el deseo que tienen de ser campeones de nuevo”, explicó Popovich. “Han jugado bien y nosotros hemos elegido los cinco mejores minutos para jugar muy bien al final”.

Contusión pélvica para Green

En una entrada a canasta a lo largo del partido Danny Green golpeó con la rodilla a Draymond Green en la pelvis, lo que provocó que el jugador de los Warriors se marchase del partido para no volver. Green se sometió a radiografías en el mismo pabellón, pero las pruebas descartaron males mayores. El propio Green afirmó que espera no perderse ningún partido por este percance.

Los Spurs respiran

Tras tocar fondo y quedar momentáneamente fuera de playoffs hace unos días, los Spurs han dado la vuelta a la situación con su mejor racha en tres meses. Los cinco veces campeones acumulan cuatro victorias consecutivas al conseguir su primera victoria después de cuatro enfrentamientos contra Golden State durante la presente temporada. Estos resultados han permitido a los de Gregg Popovich remontar y ya están situados en la quinta plaza de la Conferencia Oeste con una marca de 41 victorias y 30 derrotas. Pisándoles los talones siguen Utah Jazz (40-30), New Orleans Pelicans (40-30) y Minnesota Timberwolves (40-31).