El San Lorenzo argentino hace historia en Toronto


Por primera vez, un club argentino se enfrentó a un equipo de la NBA. El vigente campeón liguero, el San Lorenzo de Almagro, visitó Toronto para disputar un amistoso ante los Raptors, una oportunidad única para un país que ha dado jugadores con tanta historia en la NBA como Manu Ginóbili, Luis Scola, Carlos Delfino o Fabricio Oberto. El duelo quedó algo descafeinado desde el principio por la decisión del equipo canadiense de hacer descansar a varios de sus jugadores clave, pero eso no evitó su victoria por un claro 122-105.

El San Lorenzo, con un ex-NBA en plantilla como el puertorriqueño Guillermo Díaz (brevemente jugador de los Clippers en 2008), dio batalla en una primera mitad que llegó a dominar por 53-55. El equipo argentino contaba con un espléndida actuación de su base Gustavo Aguirre, quien llegó a estar apuntando al triple-doble (15 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias al descanso) y del acierto de un jugador con posible futuro NBA como el alero Gabriel Deck (16 puntos con solo un fallo en todo el partido). Pero, tras el descanso, los Raptors le dieron con facilidad la vuelta al partido.

Sin su cinco inicial habitual (Lowry, DeRozan, Carroll, Sulinger, Valanciunas) ni reservas importantes como Cory Joseph o Patrick Patterson, fueron los jóvenes los que llevaron el peso de Toronto. Y nadie lo hizo mejor que Fred VanVleet, con contrato no garantizado. El base fue el encargado de romper el partido en la segunda mitad, anotando 23 de sus 31 puntos tras el descanso, especialmente incisivo en las entradas a canasta. El pívot estadounidense Jerome Meynisse (máximo anotador de su equipo con 22 puntos) intentó contrarrestar la avalancha canadiense, pero en vano. Al final, el San Lorenzo acabó cayendo, pero con el orgullo de haber hecho historia en territorio NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.