Se conocen más datos sobre el incidente de violencia doméstica de Jabari Bird

El pasado 13 de septiembre, , jugador de los , era acusado por un tribunal de agredir con un arma peligrosa, secuestrar y estrangular a su pareja. Los hechos, presuntamente, habían sucedido el 7 de septiembre, en Boston.

Ahora se ha sabido que antes de esa presunta agresión, Bird buscó ayuda mental y que experimentó algunos episodios de pánico. La información la apunta Boston Herald, publicación que señala que antes de todo lo sucedido el citado 7 de septiembre, Bird había estado tratando con problemas emocionales y psicológicos. Una fuente cerca al escolta de los Celtics señaló para el periodista Steve Bulpet, del citado Boston Herald. “Experimentó ataques de pánico y cosas similares. No era algo con lo que llevara mucho tiempo, pero todo el mundo lo sabía. Los Celtics sabían que algo sucedía y que estaba siendo tratado”.

Sobre la violencia doméstica de la que se le acusa a Bird, quien fue evaluado psiquiátricamente antes de comparecer ante el juzgado ese día 13 de septiembre, fuentes consultadas por Boston Herald hablan de algo muy, muy grave. “No se trata del típico asunto de celos, cuando alguien pierde el control. Lo sucedido no es lo que se suele ver. Ahí estaba pasando algo más grave. Fue una situación mala”.

La novia de Bird dijo a las autoridades que el jugador le había mandado un mensaje en el que amenazaba con suicidarse. Finalmente, fue convencido para que se entregara a las autoridades.

Boston y Bird

Los Celtics emitieron una nota oficial cuando se supo lo sucedido en la que mostraban su profunda preocupación por lo acaecido. Además, admitieron que habían puesto en marcha una investigación, de manera conjunta con la NBA y las autoridades locales, para esclarecer los hechos de los que se acusa a Bird. Boston añadió también que “censuran y condenan” cualquier tipo de violencia doméstica y que están “profundamente molestos” con la situación. Asimismo, expresaron que toda su fuerza está con la víctima del presunto asalto violento..

Por su parte Bird, en libertad bajo fianza de 50.000 dólares, anunció que condenaba todo tipo de violencia y que se apartaba un tiempo de los Celtics para tratar de esclarecer lo sucedido. El escolta, quien debutó en la NBA en la 2017-18, había conseguido un hueco en la plantilla de para la 2018-19 gracias a un contrato por el mínimo, en su caso, 1,34 millones de dólares. Ahora, su presente y su futuro quedan en el aire.