Se repite la historia: Denver gana a Lakers y Murray provoca el enfado


No está la clasificación para que Denver se deje más triunfos en el arcén, así que anoche los Nuggets dieron el do de pecho y consiguieron doblegar a los Lakers en un partido que resultó más apretado de lo que indica el marcador (125-116).

Paul Millsap, que hizo el mejor partido desde su regreso tras 44 partidos ausente por lesión, fue uno de los grandes destacados de la noche por parte local con 21 tantos, 6 rebotes y 3 tapones, incluyendo un triple y un tapón decisivos en las postrimerías del choque. Nikola Jokic también sumó 21 puntos.

Y el otro hombre clave de Denver fue Jamal Murray. Además por partida doble. El base firmó 22 puntos, 8 asistencias y 4 robos, pero no fueron solo sus aportaciones a la hoja estadística lo que le hizo destacar. Nuevamente, como ocurrió meses atrás, fue su comportamiento con el rival lo que le aupó al foco informativo.

En diciembre Murray terminó un partido decidido ante los Lakers rodeando a Lonzo Ball mientras este se marchaba de la pista, algo que enfadó a los jugadores californianos que lo vieron y que provocó que Julius Randle tratase de tomarse la justicia por su mano. Anoche fue su lenguaje en los segundos finales —incluyendo una tensa conversación con Isaiah Thomas— lo que sacó de quicio a los Lakers, Luke Walton entre ellos.

En los segundos finales Walton dirigió improperios hacia Murray, tal vez pidiendo a Mike Malone, entrenador de Denver, que contuviese a su jugador para evitar males mayores. “Segunda vez que jugamos aquí y Murray se muestra irrespetuoso al final del partido”, comentó Walton ya más tranquilo en vestuarios. “Demasiadas palabras basura a nuestros chicos”.

“Salí y jugué con la pasión que todo el mundo gusta verme jugar y no puedo controlar lo que el otro equipo va a sentir”, justificó Murray. “Solo salgo a jugar y si alguien se lo lleva al corazón y se toma las derrotas mal, no puedo hacer nada por ello”.

Por su parte, Mike Malone aseguró que verá el vídeo para saber qué ocurrió al final entre su jugador y los Lakers. “Sé que su banquillo estaba muy enfadado con Jamal por algo. Sé que algo de ello debe arrastrarse de la anterior vez que jugamos ante ellos por Jamal y Lonzo”, explicó Malone. “Jamal es un jugador joven que debe seguir madurando, pero revisaré el vídeo y hablaré con él de ello”.

“Lo qué sé es que Jamal va a salir a competir y jugar duro y no hubiésemos ganado el partido sin Jamal Murray”, añadió. “Creo que está bien jugar con emoción y algunos jugadores destacan en esa situación. Y Jamal puede jugar con emoción, pero nunca quiero que roce la línea de la falta de respeto hacia el oponente. Si reviso el vídeo y veo eso, hablaré con Jamal sobre ello”.

Lonzo Ball, quien evita todo tupo de confrontaciones con los rivales en los medios, fue cuestionado por lo que Murray le hizo en diciembre. “Lo recordamos”, dijo el base novato mostrando su poco feeling con el jugador de Denver. “Es un movimiento de macarras. Pero como dije, no vamos a estar hablando de ello. Murray que haga lo que quiera. Va a hacer sus cosas de llamar la atención, pero no quiero alimentar este tema”.

Los Lakers siguen echando de menos a Ingram

Brook Lopez repitió una gran actuación ofensiva al terminar con 29 puntos y 5 rebotes. El resto de sus compañeros de quinteto titular alcanzaron como mínimo los 14 puntos, incluyendo a Lonzo Ball con 15 puntos, 8 rebotes, 8 asistencias y 4 robos. Pero la ausencia de Brandon Ingram —y Josh Hart— está pesando en el desempeño de los Lakers. Sin ambos, Walton tiene más problemas para sus rotaciones y ayer la segunda unidad apenas aportó 23 puntos, 10 de ellos de Isaiah Thomas.

El martes, podrá haber revancha: Lakers y Nuggets volverán a verse las caras en el Staples Center.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.