Serbia, con un Teodosic divino, vuelve a asustar despedazando a Brasil y luchará por las medallas


MADRID / ENVIADO ESPECIAL

Serbia 84 – Brasil 56

En la crónica del Serbia-Grecia, desde nbamaniacs ya anunciamos que por mucho que Serbia llegase sin demasiados focos al presente Mundial, siempre guarda dentro de sí la ferocidad competitiva que el carácter balcánico adoptó antes del nacimiento del país eslavo. Más, en esta ocasión si desde el banquillo es Sasha Djordjevic quien orquesta la función.

Frente a Brasil en los cuartos de final del Mundial 2014, Serbia volvió a amedrentar a su rival y también al resto de combinados todavía vivos en el torneo. Despedazó a la selección carioca, más que seria aspirante al bronce esta mañana, poniendo la diferencia final en 28 puntos y matando el partido antes de empezar el último periodo.

El guión del choque recordó por momentos al de octavos de final ante Grecia. Bajo la tutela de un espectacular Milos Teodosic –16 puntos al descanso y 23 con 4 asistencias al final– Serbia aguantó por delante durante la primera mitad; y en la segunda liquidó a Brasil a base de una defensa excelsa, sobre todo a los interiores brasileños, y un ataque planteado desde un prisma sencillo en el que todos los jugadores balcánicos pusieron, grande o pequeña, su colaboración.

Parcial de 29-12

El encuentro retuvo emoción hasta el tercer periodo, al final del cual el parcial resultó ser un insostenible 29-12 para un 66-44 en el tanteador global. Lejos de achicar los ataques serbios, Brasil terminó hundiéndose todavía más en el último cuarto y dijo adiós a las medallas por una distancia tan irreal, sin contar el día de hoy, como humillante.

Teodosic y el resto

Además de Teodosic, por Serbia destacaron, aparte del conjunto, Bogdan Bogdanovic, con 12 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias, los 8 puntos, 8 rebotes y cinco pases de canasta de Nemanja Bjelica o los 10 puntos por cabeza de Miroslav Raduljica y Nenad Krstic.

Todos aportaron y los líderes brillaron. Así de sencillo fue para el combinado de Djordjevic. Además, la obra serbia en defensa interior, bloqueando casi por completo la aportación ‘grande’ de Brasil, fue de tutorial.

Desierto interior

Por Brasil, que hizo su peor partido del torneo, Anderson Varejao, con 12 puntos, 9 rebotes y una primera mitad aceptable, y Marquinhos Vieira12 tantos— fueron los menos desacertados. Nene Hilario hizo 4 puntos y Tiago Splitter, que se pasó la mayor parte del partido en el banquillo tras un mal primer cuarto, terminó con 3.

Otro reflejo del fiasco brasileño fue el 34 por ciento –22 de 65– que rellenó su tarjeta de tiro al final del partido.

RELACIONADO: Cabe destacar que la ferocidad competitiva de Serbia le ha llevado a su segunda presencia consecutiva en una semifinal de un Mundial. En 2010, no entraron en la lucha por el oro por un solo punto –82-83 ante Turquía, anfitriona–.

 

Imagen: FIBA.com


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.