Sexta victoria consecutiva para los Rockets; esta vez ante unos desacertados Timberwolves

89 – 107

Están trabajando bien. Los Rockets por fin parecen haber logrado ese equilibrio que llevaba demandando Kevin McHale y supieron sacar adelante una victoria en su visita a Minneapolis.

tuvo 18 puntos y 15 rebotes, anotó 20 puntos y James Harden anotó 19 para los Rockets, que han ganado seis partidos consecutivos por primera vez desde los siete seguidos que encadenaron en enero de 2012.

“Simplemente, no se ha tratado de hacer la jugada espectacular, no dejar buenos tiros por hacer grandes tiros, no hemos forzado ninguna situación”, recalcó Parsons. “Eso es lo que hemos estado haciendo muy bien últimamente y es mucho más divertido jugar de esta manera”.

A pesar de las molestias en el cuadriceps, volvió a ser el más destacado de su equipo con 31 puntos y 10 rebotes, mientras que anotó 15 puntos y Alexey Shved otros 11. Ricky Rubio se quedó esta vez en 7 puntos, con un 2 de 10 en lanzamientos.

“Por desgracia para nosotros, no pudimos hacer casi tiros”, señaló Terry Porter, asistente en los Wolves ante la ausencia por motivos familiares de Rick Adelman. “Los chicos normalmente pelean por hacer esos lanzamientos. Hicimos buenas jugadas, pero simplemente no pudimos meterlas. En nuestros fallos, ellos consiguieron canastas fáciles y ampliaron la ventaja”.

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com