Shake Milton explota en el Staples: 39 puntos y 7 triples


La visita de los 76ers al Staples se antojaba más que complicada en vista de las ausencias. Sin Ben Simmons ni Joel Embiid, ambos lesionados, y con Josh Richardson abandonando el partido con apenas 10 minutos disputados, costaba augurar un final feliz para los de Brett Brown, pero si bien acabaron cayendo lo hicieron con una imagen más que digna, más teniendo en cuenta su mala temporada a domicilio.

El gran responsable fue Shake Milton, que a falta de otra opción emergió como líder de Philadelphia y disputó el que fue, con diferencia, el mejor partido de su carrera. El base terminó con 39 puntos, marca que no solo es la más alta que ha registrado en la NBA, sino que supera también su mejor registro en la G-League, donde empezó la temporada, e incluso en NCAA. Su anterior récord anotador era de 27 tantos, cifra que firmó hace apenas un mes y que superó cuando el tercer cuarto aún estaba arrancando.

El de los 76ers basó gran parte de su anotación en su tiro exterior, pues terminó con 7 triples en su haber logrados en tan solo 9 intentos (a efectos prácticos fueron 8, pues el último fue un tiro a la desesperada con el partido decidido). Esta fue también la marca más alta de su corta carrera, pero lo cierto es que no se trata de un pico de acierto inusual, ya que durante el partido Milton logró encadenar 13 triples anotados sin fallo: tres en el choque del miércoles ante Cleveland, cinco en el encuentro contra los Knicks del jueves, y los cinco primeros que lanzó anoche, pues no erró un lanzamiento de tres hasta su sexto intento. De esta forma, igualó la mejor racha de la historia de la NBA, firmada por Brent Barry y Terry Mills, ambos en 1996.

¿De dónde ha salido?

El nombre de Shake puede no sonar a gran parte del público de la NBA, pues hasta ayer, su primera gran actuación en televisión nacional, era un jugador más bien desconocido, y no es de extrañar. Fue elegido en puesto 54 del draft de 2018, y pese a que esta es su segunda temporada en los 76ers ha estado a caballo entre la G-League y el primer equipo, y el del Staples fue tan solo su partido número 48 en la liga. Aunque desde finales de enero ha venido contando con bastantes minutos, esto se ha debido a una falta de opciones más que a contar con la confianza de Brown, y de hecho, varios periodistas señalan que durante el fin de semana del All-Star el técnico aseguró a Milton que, con la llegada de Alec Burks, ya no tenía sitio para él en la rotación.

No obstante, la baja de Simmons le hizo volver a aparecer en los quintetos, y lo ha aprovechado de la mejor manera posible. En los últimos cinco partidos está promediando 20,4 puntos, y ha anotado 22 triples (4,4 por encuentro) con un escandaloso 73,3% de acierto.

“La suya es una pedazo de historia” afirmó Brett Brown, que no fue el único en reconocer su gran actuación. Tobias Harris describió su partido como “impresionante”, aunque afirmó también que todos los integrantes de los 76ers “sabían que podía jugar así”, mientras que Al Horford aseguró que “ha demostrado que puede ganarse los minutos incluso cuando estén todos los jugadores disponibles”.

De momento Milton ya ha dado a conocer su nombre al gran público, pero habrá que ver si es capaz de dar continuidad a este gran momento de forma. Dado que parece que la baja de Ben Simmons puede prolongarse, todo apunta a que tendrá oportunidades, aunque es probable que a partir de ahora las defensas rivales estén más pendientes en vista de sus capacidades.

(Fotografía de portada: Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.