Sideral remontada de Jimmy Butler

Cero puntos en el primer cuarto y dos en el segundo. Entonces cambiaron el rollo a proyectar pero siguió reproduciéndose en el Air Canada Centre de Toronto. En esta nueva película el papel pasó de extra de última fila a héroe en una de Marvel.

La ya estrella indiscutible de los Chicago anotó 21 puntos en el tercer cuarto y otros 19 en el último periodo, superando así, con 40 puntos, el récord de la franquicia de 39 que mantenía Michael Jordan hasta la fecha; y no fue en vano. El último lanzamiento a la media vuelta desde el triple de DeMar DeRozan coqueteó con el aro y se salió, con lo que los de rubricaron la tremenda remontada: 115-113.

Los Bulls venían de una gran semana con tres victorias consecutivas —una prórroga ante los Pacers incluida y otro triunfo el pasado lunes ante los propios —. Se presentaban además sin Derrick Rose ni Joakim Noah, todavía en reposo por sus lesiones, por lo que Aaron Brooks repetía titularidad viéndose secundado por Kirk Hinrich, mientras que tenía otra oportunidad para demostrar que se merece cada segundo que disputa.

Primera mitad canadiense

Si el primer cuarto finalizó en tablas, el siguiente sirvió para que los Raptors se fueran doce arriba al descanso. A Dwane Casey cada vez le funciona mejor la dupla perimetral de y Corey Joseph. El primero —que venía de promediar 31 puntos en sus dos últimos enfrentamientos ante Chicago— es carne de All-Star, y hoy a vuelto a cuajar un partidazo con un doble-doble de 22 puntos y 10 asistencias, mientras que el ex de los Spurs anotó 13 tantos y no se escondió cuando los Bulls más apretaban.

El máximo anotador de los locales fue DeRozan, con 24 tantos, además de dar 4 pases de canasta. La otra gran sorpresa fue Luis Scola. El argentino firmó su mejor partido de la temporada al terminar con 22 tantos y 5 rebotes, con 9/17 en tiros de campo además de anotar los dos triples a los que se atrevió.

Butler y nada más

llegó con dos cualidades subrayadas de los Hawks: buen triplista y mejor defensor. En la primera parte dejó evidentes muestras de lo segundo. Fue un auténtico incordio para su presa. Pero su restricción de minutos aún está ahí, así lo clama la cautela. Se quedó en 23 minutos, y Butler lo aprovechó a las mil maravillas.

Liberado de su opresor, el escolta que calla mientras Harden y Thompson hablan, fue un vendaval de confianza: 42 puntos, 5 asistencias y 4 rebotes, y 15 de 23 en lanzamientos. Estuvo además casi impoluto encestando 10/11 desde la personal —erró precisamente el último, enfriando el clavo ardiendo al que se aferró la esperanza local cuando el choque moría—.

Cada posesión de la segunda mitad pasó por sus manos, y Butler respondió con galones y se puso otra estrella más en su pechera. No obstante eso ralentizaba las posesiones de los Bulls, y la rápida circulación de balón que trató de implantar Hoiberg a su llegada —y efectivamente se notó en los primeros partidos— empieza a difuminarse. La defensa raptor fue más que notable, pero el poderío del ’21’ fue todavía mayor.

A ello hay que sumar otro gran partido de Pau Gasol, esta vez con 19 puntos, 13 rebotes y 6 asistencias, mientras que Mirotic añadió 17 tantos.

Lucha por el Este

El Oriente estaodunidense es un barril de pólvora comprimido. Entre el primer y el décimo clasificado hay sólo 4 victorias de diferencia. Tras este envite los Bulls se colocan segundos, a rebufo de los Cavaliers, mientras que los Raptors, a pesar de contar con una victoria más que sus hoy verdugos (21) son terceros con dos derrotas más en su haber.

Mañana a Toronto le toca back-to-back ante, precisamente, los reyes de su conferencia. Visitan Ohio y a LeBron. Por su parte, los Bulls acampan el martes en casa para dar cuenta de los Bucks.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Afflalo; imparable ante los Hawks

Cómo Butler superó los 39 de Jordan

Siguiente