Sin Caris LeVert, los Nets han perdido totalmente el rumbo

Hace menos de un mes, los se quedaban sin . El joven jugador estaba siendo no solo una de las revelaciones del equipo, sino también de toda la NBA. Los ojos de los aficionados habían empezado a posarse sobre él cuando una terrible lesión en su pierna derecha le apartaba del sueño que estaba viviendo e impedía que pudiéramos verle en pista durante los próximos meses.

Fue un golpe realmente duro en una franquicia que está hambrienta por tener nuevas ilusiones. Han visto cómo sus últimos años han sido un puro divagar por la clasificación, sin motivos para creer que podían ir hacia arriba y sin motivos para pensar que una reconstrucción desde cero iba a sacarles del atolladero en el que estaban metidos. Ahí fue justo cuando apareció LeVert.

No es que LeVert fuera a solucionar todos los problemas de la organización ni a convertirles en un contendiente de la noche a la mañana. Pero verle jugar generaba unas sensaciones que, como poco, invitaban a pensar en que los Nets eran algo más que los años anteriores.

Repercusión en el equipo

Desde que LeVert se lesionara ante Minnesota el 12 de noviembre, los Nets han jugado diez encuentros más. Por aquel entonces, los de Brooklyn acumulaban un balance de 6-8 que, sin ser para echar campanas al vuelo, ya mejoraba por mucho lo que solían promediar en cursos pasados a estas alturas. En los catorce encuentros disputados, LeVert promedió 18,4 puntos, 4,3 rebotes y 3,7 asistencias. La eficiencia ofensiva cada cien posesiones con él en cancha se elevaba hasta los 110 puntos, cantidad que les permitía competir los encuentros cara a cara contra sus rivales.

Sin él, los Nets han bajado su rango ofensivo hasta los 108 tantos. LeVert había sido el máximo anotador en todos y cada uno de los encuentros que disputó, pero desde su forzada marcha, el equipo ha perdido ocho de los diez partidos jugados. “Hemos perdido uno de los mejores anotadores de toda la liga”, rezaba Spencer Dinwiddie anoche. Y no le faltaba razón.

Ante los Wizards, los neoyorquinos cayeron por 102-88. Los 30 puntos de John Wall no tuvieron contestación enfrente, siendo Allen Crabbe el que más aportó en la tarea anotadora de los Nets, con sus 14 puntos, menos de la mitad de los encestados por Wall. Esta derrota ha supuesto que los Nets entren en barrena de resultados, acumulando la racha más larga de partidos perdidos desde el pasado febrero.

¿Hay solución?

El entrenador de los Nets, Kenny Atkinson, describía la derrota ante los Wizards como un partido en el que “hemos defendido decentemente, pero no hemos lanzado bien”. El mensaje del técnico refrenda aún más lo que el equipo echa de menos a LeVert, su descaro y su aportación anotadora. Y lo peor es que, de momento, no han sabido encontrar una solución al problema. O quizás, simplemente, es que no la haya en la plantilla actual.

Para abordar el tema, Atkinson dejó una interesante reflexión sobre la readaptación a funciones olvidadas por parte de algunos jugadores. Todos han de sumar para intentar llenar el hueco dejado por LeVert. Por difícil que esto sea. “Las cosas simplemente han de empezar a funcionar en diferentes lugares [de la cancha] y abrazando diferentes roles. Lo cierto es que ahora mismo no estamos en ese momento en el que podamos lanzar y lograr producir ofensivamente lo que necesitamos”, agregó el entrenador.

(Fotografía de portada de Mike Stobe/Getty Images).


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Kings superan a los Pacers tras un final apretado

Los Bulls, cerca de estrenar ‘quinteto titular’

Siguiente