Sin cláusula anti-traspaso… y ‘un súper fichaje’ más

Ya sí, tenemos el contrato definitivo que mantendrá unidos a LeBron James y Los Ángeles Lakers las dos próximas temporadas. Tres cambios (pequeños, pero no tan pequeños) respecto a lo que se filtró y publicamos en primera instancia.

  • Salario final: 101,355 millones en dos temporadas. Casi tres menos de los 104M proyectados inicialmente.
  • Sin cláusula anti-traspaso: Iba a haberla, ya que LeBron cumplía los requisitos para ella, pero finalmente han optado por no incluirla.
  • 15% de trade-kicker: la consecuencia de no añadir la cláusula anterior. Una forma alternativa y ‘más suave’ de asegurar que LeBron no se moverá de L.A. durante su contrato. De traspasarlo, la franquicia debería abonarle el 15% de su salario a modo de indemnización.

Como se había estado comentando, una pequeña rebaja salarial para evitar el ‘segundo apron’ (con todo lo que ello implica) era una cesión más que probable que James asumiera, y finalmente así ha sido. Gracias a este ‘mínimo sacrificio’, los angelinos conservan también, si Rob Pelinka realiza las maniobras adecuadas, la opción de disfrutar de la mid-level exception por valor de 5,2 millones de dólares.

Jerami Grant: la última bala

En la caza de ese jugador de impacto, capaz de mejorar ostensiblemente los Lakers de la 23/24, todo parecía perdido tras ver como, por el camino, sus objetivos iban eligiendo destinos distintos: Harden, Murray, Thompson, Valanciunas…

Pero ayer saltó un nuevo nombre a la palestra. Uno que cuenta con contrato garantizado hasta 2026 y una player option en 2027 por valor de 36,4 millones de dólares. Y justo por tratarse de un contrato tan elevado en un jugador en su grado máximo de madurez (30 años) que no se alinea con el momento que vive el proyecto (unos Trail Blazers en plena reconstrucción), es por lo que que se ha filtrado que en Portland estarían más que dispuestos a encontrarle una salida a su polivalente alero, Jerami Grant.

Hace un par de semanas se habló del interés de los Mavericks, pero esta puerta se cerró al consumarse la firma de Klay Thompson. Y de este modo, el que era el Plan B de los Mavs puede convertirse en el plan «F'» de los Lakers.

¿Vale la pena intentarlo?

Indican diversas fuentes que las negociaciones entre ambas franquicias se encuentran estancadas en estos instantes, que no rotas. Y es que según Sean Highkin, de Rose Garden Report, desde Oregón estarían pidiendo dos primeras rondas, en particular las de 2029 y 2031 que aún conservan los Lakers en su poder. Un precio elevado para algunos y más que razonable para otros en aras de hacer el Last Dance de James lo más competitivo posible.

Por tratarse de dos rondas sin protección, y atisbando la retirada del ’23’ por entonces (aunque con él, quién sabe), estaríamos hablando de dos picks con un valor potencial muy alto, ya que salvo exquisita transición, los Lakers bien podrían ser un equipo de lotería para entonces.

(Fotografía de portada de Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.