Solo 19 minutos para Anthony Davis en la derrota de los Pelicans en Indiana

Pese a que el mercado de traspasos está ya cerrado, no parece que la situación de en Nueva Orleans vaya a dejar de dar de qué hablar. En el primer partido tras el parón por el All-Star, el ala-pívot tuvo una presencia en pista mucho menor de lo que acostumbra, e incluso vio desde el banquillo todo el último cuarto, al que los suyos llegaron en disposición de pelear el partido. Esto sepultó gran parte de las opciones de los , que cayeron en Indiana por 126-111 tras una nefasta segunda mitad.

Intento de punto medio

La situación para la franquicia no podría ser ahora mismo más caótica. Davis quiere jugar, a los Pelicans no les conviene que lo haga tanto por motivos deportivos (les conviene perder partidos) como extradeportivos (riesgo de lesión de cara al futuro traspaso), la NBA amenaza con multar al equipo si aparta al jugador de las pistas, Gentry está harto del tema… Un desastre.

Ante esto, parece que Nueva Orleans ha intentado llegar a una especie de punto medio entre todas las exigencias. Que Davis juegue, pero no mucho ni en los tramos decisivos. Anoche, La Ceja contó con 19 minutos en los que anotó 15 puntos y capturó 8 rebotes, pero no disputó ni uno en el último periodo, que se saldó con un +12 para Indiana. ¿Es esto la solución? ¿Seguirá ocurriendo en los próximos encuentros?

Lo cierto es que no dejó de ser raro ver a Davis en el banquillo mientras su equipo se hundía ante unos cada vez más cómodos. Tras ir ganando por hasta 20 puntos en la primera mitad, los Pelicans encajaron un parcial de 68-40 en la segunda, y fueron borrados del mapa en ausencia de su estrella. También faltó durante muchos tramos , segundo espada del equipo, que jugó solo 24 minutos, su segunda cifra más baja del curso, en los que logró convertir 14 puntos.

El máximo anotador del equipo fue Cheick Diallo, que acabó con 16 tantos y 18 rebotes. Destacaron también Julius Randle y Elfrid Payton, ambos con 15 puntos en su haber.

Matthews hace de Oladipo

En los Pacers, a la baja de Victor Oladipo se sumó la de Myles Turner por problemas en la cadera. Esto dejó a los de McMillan bastante mermados, y lo pagaron en una primera mitad en la que no fueron rival para Nueva Orleans. El 51-71 de finales del segundo cuarto hacía intuir el desastre, pero había un hombre dispuesto a impedir la derrota.

En su tercer partido como jugador de Indiana, ejerció de referencia para comandar una remontada exprés. Con 15 puntos en los 6 primeros minutos del tercer cuarto, el escolta se encargó de hacer desaparecer la ventaja de los visitantes a base de triples, y, una vez se vieron reenganchados al partido, los Pacers no tuvieron piedad.

acompañó a Matthews con 20 puntos, mientras que y fueron vitales con 18 y 17 tantos respectivamente desde el banquillo. Los de Indianápolis se mantienen así en el tercer puesto del Este, aventajando en un partido a los 76ers y en dos a los Celtics.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Denver sigue pisando el acelerador con un inspirado Nikola Jokic

La NBA reconoce varios errores arbitrales en el partido entre Boston y Milwaukee

Siguiente