Sorpresa: Golden State pierde en casa ante Boston

Impactante resultado en el Oracle Arena. Golden State perdió su primer partido en casa desde el 27 de enero de 2015 al caer ante Boston por 106 a 109.

Los Celtics ofrecieron un magnífico rendimiento y fueron merecedores de la victoria. El conjunto de comenzó el último cuarto con una ventaja de tres puntos que supo manejar a la perfección, liderando el marcador durante los últimos 12 minutos de partido pese a las embestidas de Golden State.

Los Warriors tuvieron una última jugada para forzar el tiempo extra, pero un triple errado por primero y otro a la desesperada de que no tocó ni aro completaron la sorpresa.

“No hemos tenido a un solo jugador que haya jugado mal”, dijo Stevens tras el encuentro en rueda de prensa. “Eso es lo que se necesita para vencer a un equipo como este. Son impresionantes”.

Los mejores

, líder anotador de los Celtics por 15º partido consecutivo, fue el hombre más destacado de los visitantes con 22 puntos —todos logrados en la segunda mitad— y 6 asistencias. No se pueden obviar las aportaciones de con 21 puntos, 5 rebotes y 5 asistencias y con 20 puntos y 12 rebotes.

Por Golden State Stephen Curry fue el máximo anotador con 29 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, incluyendo 8 de 14 en tiros de tres. Le secundaron con 15 puntos, Barnes con 14 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias y con otro completo partido que incluyó jugadas sin los que los Warriors no hubiesen podido acercarse a Boston al final; el alero se fue hasta los 16 puntos, 9 rebotes, 7 asistencias y 6 robos de balón.

Llegaron hasta 54… y adiós al 41-0

El equipo de ve como termina su impresionante racha de victorias consecutivas en temporada regular jugando como local tras 54 partidos ganados. El anterior récord, 44 victorias de Chicago entre 1995 y 1996, ha quedado pulverizado, pero pocos esperaban que los Warriors no fueran ser capaces de vencer en el resto de partidos que les quedaban por disputar en el Oracle Arena y poder soñar con extender la racha hasta el próximo año.

Tampoco podrán pasar a la historia como el único equipo capaz de ganar todos los partidos jugados en su pabellón. Los Warriors se quedan 36-1 y ya solo pueden aspirar a igualar a los Celtics de la temporada 1985-86, autores de un 40-1 que sigue siendo la mejor marca de la historia de un equipo ante sus aficionados.

Las 73 victorias, más lejos

Pero lo que realmente preocupa a los Warriors es que este tropiezo pone en serios apuros su búsqueda del récord absoluto de victorias en una temporada. Con un balance de 68-8 son aún el equipo con mejor balance tras 74 partidos mejorando en un triunfo a los de la temporada 1995-96 (67-9), pero necesitarán sacar lo mejor de sí mismos en los próximos días si quieren optar a las 73 victorias. Golden State debe ganar cinco de los seis partidos que le restan para alcanzar la deseada cifra. Éste es el calendario inmediato:

  • Domingo 3 abril, recibe a Portland.
  • Martes 5 abril, recibe a Minnesota.
  • Jueves 7 abril, recibe a San Antonio.
  • Sábado 9 abril, visita Memphis.
  • Domingo 10 abril, visita San Antonio.
  • Miércoles 13 abril, recibe a Memphis.

Complicado partido contra Portland en poco menos de 48 horas, una visita de los el jueves y un muy peligroso back-to-back (dos partidos en dos días) el próximo fin de semana que culmina en San Antonio. Ese día los Warriors podrían aspirar a lograr las 73 victorias si hubiesen ganado los cuatro partidos anteriores, pero los Spurs se podrían estar jugando el hecho de ser el único equipo de la historia de la NBA que acaba la temporada regular invicto en casa.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

James decide un partido loco en Atlanta

Los Grizzlies, de récord: 28 jugadores inscritos

Siguiente