Spencer Dinwiddie tumba a los Pistons en la prórroga

Los Brooklyn lograron su tercera victoria de la temporada a costa de los Detroit , a quienes derrotaron por 120-119 en un partido que necesitó cinco minutos de tiempo extra para decidirse. El cuadro neoyorkino recuperó así la senda del triunfo tras tres derrotas consecutivas y dio continuidad a la mala racha de los de Michigan, que son quienes encadenan ahora tres encuentros seguidos sin ganar. Los de Dwane Casey habían arrancado el curso con cuatro triunfos, pero parece que ahora han sufrido un pequeño traspiés.

fue el encargado de liderar a los Nets con 25 puntos, varios de ellos en los compases finales, aprovechando el mal encuentro del base titular D’Angelo Russell. El ex de los Lakers jugó su peor partido del curso, pues no fue capaz de superar los 6 tantos tras convertir solo 3 de sus 15 lanzamientos a canasta, pero Brooklyn no lo echó en falta gracias a la irrupción de su sexto hombre. Junto a Dinwiddie, destacaron y , dos de las sorpresas positivas de la temporada, con 23 y 19 puntos respectivamente.

Por parte de los Pistons, el trío formado por , y vivió una de sus mejores noches, aunque estuvieron muy poco acompañados por el resto de la plantilla. Entre los tres anotaron 70 de los 119 puntos de Detroit, pero la falta de apoyos les impidió redondear su gran encuentro con un triunfo. Destaca especialmente la monstruosa actuación de Drummond, que se fue hasta los 24 puntos y 23 rebotes, 10 de ellos en ataque.

No diga ‘clutch’, diga Dinwiddie

La victoria de Brooklyn no puede explicarse sin apelar a la sangre fría que exhibió Spencer Dinwiddie en los compases finales del choque. El base ya demostró la pasada campaña su capacidad resolutiva con varias canastas ganadoras, incluida una ante los propios Pistons, pero esta vez se encargó de cambiar el rumbo del encuentro por partida doble.

A falta de 22 segundos para el final del cuarto periodo, Detroit mandaba por 107-110, y los Nets tenían posesión para empatar el choque. Tras varios bloqueos indirectos, el californiano logró recibir a unos 8 metros de la canasta, y sin pensárselo dos veces probó con un lanzamiento que acabó dentro y llevó el empate al electrónico. Reggie Jackson trató de romper la igualdad, pero su tiro sobre la bocina no entró y el partido quedó abocado a la prórroga, donde Spencer volvería a hacer de las suyas.

De nuevo con los Pistons mandando, aunque esta vez por dos puntos, Dinwiddie tomó el esférico en sus manos a falta de unos 15 segundos. Esta vez dejó correr algo más el tiempo, y, en cuanto vio que un cambio defensivo le dejaba emparejado con Andre Drummond, aprovechó su agilidad para romper al pívot y generarse un tiro de tres que hizo estallar al Barclays Center al acabar en la red. Blake Griffin tuvo el partido en su mano en un último lanzamiento, pero no pudo convertirlo y los Nets sumaron un nuevo triunfo que les coloca novenos en la Conferencia Este.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Pelicans sufren un nuevo recital de Stephen Curry

Un palmeo agónico de Millsap da el triunfo a Denver en la prórroga

Siguiente