Curry, orgulloso por cómo Golden State ha gestionado la polémica entre KD y Green

Aún fuera de las canchas por sus problemas físicos, quiso opinar ayer sobre cómo había vivido él toda la polémica creada en esta última semana entre y . Para el base, son cosas que suceden en todos los equipos, y se mostró “extremadamente orgulloso” de cómo los han manejado un asunto que ha alcanzado tanto ruido mediático.

“Evidentemente, apesta cuando no puedes jugar. Apesta el no poder estar con el equipo cuando suceden cosas como esas”, empezó diciendo el base, en declaraciones recogidas por ESPN. “Pero creo que la manera en la que se ha manejado esta situación como equipo [ha sido muy buena], la manera en la que Draymond lo ha manejado, la manera en la que Kevin ha hecho igual. No ha sido otra cosa que profesionalismo y comprensión acerca de saber que esto es un equipo. Las conversaciones que hemos tenido todos al respecto, ya sea de un jugador a otro, o dentro del equipo, van en esa línea”.

Para Curry, este año “hay una oportunidad de hacer algo realmente especial. Habrá baches en la carretera y a veces vendrán de nosotros mismos, y otras veces vendrán desde fuera. Al final de todo, nada debería distraernos de cuál es nuestro objetivo. Creo que nuestros jugadores van a seguir intentando pasar página e ir hacia delante, intentar volver a ser quiénes éramos como equipo. Y una vez que pasemos todo este tema de lesiones, podremos mostrar lo que somos como equipo. De veras que estoy extremadamente orgulloso de cómo se han manejado las cosas esta semana. Hemos podido explotar y desmoronarnos, pero eso no va a suceder”.

La relación Green-Durant

En palabras de Curry, tanto Durant como Green “han construido un gran equilibro en su relación. Hemos ganado campeonatos juntos. Ellos han sacado lo mejor el uno del otro. No creo que [antes] hayan tenido un incidente como este, pero no podemos estar pasando por todas estas experiencias y situaciones por las que hemos estado y dejar que algo así te desvíe [de tu objetivo]. Esto no es más que un reflejo de cualquier otra relación que tengas en tu vida. Al final, ambas partes comprenden que ninguno de los dos debe ser la causa que haga que no ganemos un campeonato este año”.