Stephen Curry: “No está todo perdido”

Los ya saben de qué va el asunto. En 2016, en las Finales del Oeste, levantaron un 3-1 en contra, le dieron la vuelta y ganaron 4-3 a los Thunder para entrar en las Finales, que luego perderían contra los Cavs. Cleveland les remontó precisamente luego un 3-1 en contra.

Ahora, Golden State vuelve a caminar bajo el alambre. Lo hace con 3-2 en la serie contra Houston, después de la dolorosa derrota de anoche, en un partido que se definió por detalles. El sábado, en su feudo, ante su gente, disponen de la opción de igualar la contienda y jugárselo todo a un tiro al aire el lunes, en Houston.

Curry tiene esperanzas

“Estamos bien de ánimo considerando la situación. No está todo perdido. Jugamos bien esta noche, pero no lo suficientemente bien”, señaló a los medios tras la derrota. El de los Warriors fue víctima de un bailecito de tras una canasta, algo que encajó sin problemas. “Si tú te bamboleas sobre alguien tienes que estar preparado para que luego te pase a ti”.

Kerr, optimista también

Las alarmas pueden sonar el vestuario de los Warriors, pero de puertas hacia afuera, todo es calma para seguir la serie ante los . Steve Kerr nadó en la dirección de Curry y evito dramas prematuros. “Me siento bien por dónde estamos ahora”, apuntó después de 3-2. “Puede sonar a loco, pero si nos tranquilizamos estaremos bien”.

Huir de los nervios es la primera receta que da Kerr para afrontar el Game 6 y hacer que no sea el último de la temporada. Y el hambre lo nota en sus hombres. “Creo que están enfadados. Como debería ser. Son competidores”.

Green y la última posesión

se dejó una pérdida de bola en los instantes finales, con 96-94 en contra de Golden State, que enterró definitivamente las opciones de los suyos de llevarse la velada. “Se suponía que debíamos anotar. Perdí la bola, nada más, nada más”. Ni nada menos.

Quizá los Warriors tengan una ayuda en forma de lesión de Chris Paul, a quien los isquiotibiales podrían apartar del sexto duelo. Green, no obstante, trabaja su mente fuera de esa realidad. “Debemos preparar el partido como si fuera a jugar”.